PARIS (AP) — Otro alumno ha fallecido el viernes después de que un tren regional partiera a la mitad a un autobús escolar en una colisión en el sur de Francia, lo que elevó la cifra total de víctimas fatales a cinco menores, dijeron las autoridades francesas.

El fiscal de Marsella, Xavier Tarabeux, que coordina la investigación con las autoridades locales en la región de los Pirineos Orientales, dijo en conferencia de prensa que un chico de 11 años falleció en la tarde. Cuatro menores de entre 12 o 13 años murieron el jueves después del accidente.

Tres alumnos fueron dados de alta, pero seis continuaban hospitalizados debido a lesiones que amenazan sus vidas, agregó.

La conductora de 46 años también resultó herida en el accidente en un cruce cercano a la frontera española y el interrogatorio por parte de los investigadores todavía está pendiente.

El autobús transportaba a 23 estudiantes de entre 11 y 15 años de la escuela Christian Bourquin en la localidad de Millas, cerca de Perpignan, en el sur de Francia. La escuela abrió el viernes sus puertas para ofrecer asistencia psicológica a los estudiantes y sus familias.

Los investigadores continuaban trabajando para determinar las causas de la colisión.

Philippe Vignes, prefecto de los Pirineos Orientales, dijo que no podía afirmar si las barreras que señalan el alto a los vehículos para que no sigan hasta las vías estaban abiertas o cerradas.

“Hay rumores contradictorios”, señaló. “Necesitamos ser muy cuidadosos”.

Tarabeux señaló que “los testimonios sobre el funcionamiento de las barreras son incongruentes, pero a favor de que estaban cerradas”.

Christian Faur, jefe de la compañía del autobús, dijo antes a la prensa francesa que había conversado con la conductora en el hospital y que ella insistió en que las barreras estaban abiertas.

La compañía ferroviaria nacional SNCF dijo en un comunicado que estaba “estupefacta” por las aseveraciones de Faur.

Según Tarabeux, ninguno de los exámenes de alcohol y drogas efectuados a ambos operadores de la locomotora dio positivo. El examen de alcohol a la conductora tampoco dio positivo.

La SNCF dijo que los 25 pasajeros del tren reciben asistencia psicológica. La compañía dijo que el tren se desplaza normalmente a 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) por ese lugar.