BERLÍN (AP) — El Bayern Múnich comenzó la 55ta temporada de la Bundesliga de la manera habitual, con un triunfo. Pese a carecer de dos astros retirados, el conjunto bávaro no tuvo problemas para doblegar el viernes 3-1 al Bayer Leverkusen.

Bayern disputó su primer encuentro de liga sin Philipp Lahm y Xabi Alonso. Pero sus nuevos fichajes, Niklas Suele y Corentin Tolisso aportaron lo suficiente a la causa del pentacampeón de liga.

Luego, se empleó por primera vez el videoarbitraje en la Bundesliga, y se sancionó un penal en favor del Bayern. Robert Lewandowski se encargó de convertirlo en gol en el complemento.

Suele, férreo zaguero, encarriló al Bayern mediante un remate de cabeza a las redes, tras un tiro libre ejecutado por Sebastian Rudy, su antiguo compañero en Hoffenheim. Ambos se incorporaron al Bayern en el receso previo a la temporada.

Corentin Tolisso anotó el 2-0 gracias a un estupendo pase del chileno Arturo Vidal, quien elevó el balón hacia su compañero, para que rematara pegado al segundo palo.

Tolisso estrelló después un balón en un poste. El nuevo entrenador del Leverkusen, Heiko Herrlich, instó a sus jugadores a levantar la cabeza para evitar una goleada.

Una tormenta eléctrica demoró por más de 10 minutos el comienzo de la segunda mitad.

Herrich aprovechó la pausa para realizar dos sustituciones, pero cualquier impacto positivo de éstas se diluyó cuando el chileno charles Aránguiz derribó a Lewandowski en el área. El árbitro Tobias Stieler permitió que la jugada continuara, antes de consultar con el asistente de video, que marcó el penal.

Aránguiz fue amonestado y Lewansowski anotó.

Julian Brandt, quien entró en un cambio, puso un pase para que Admir Mehmedi anotara el empate provisional por el Leverkusen.