LONDRES (AP) — Los abogados de un grupo promotor de los derechos humanos pidieron el martes a la corte más alta del Reino Unido que dictamine que las leyes restrictivas del aborto en Irlanda del Norte someten a las mujeres a un trato inhumano y humillante.

El aborto es legal en el Reino Unido, salvo en Irlanda del Norte, donde solo está permitido si la vida de la madre corre peligro. El año pasado, la legislatura norirlandesa rechazó un proyecto que lo permitiría en caso de violación, incesto o anormalidad del feto.

La Comisión de Derechos Humanos de Irlanda del Norte sostiene que prohibir el aborto en esos casos viola las protecciones internacionales de los derechos humanos.

Su abogada Nathalie Lieven dijo que la ley somete a las mujeres a “traumas y humillaciones” y penaliza a personas que se encuentran en una “posición excepcionalmente vulnerable”.

Se prevé que las audiencias en la Corte Suprema, que iniciaron el martes, durarán tres días.