SOFÍA, Bulgaria (AP) — El primer ministro irlandés Leo Varadkar advirtió el jueves que Gran Bretaña debe explicar cómo piensa mantener abierta la frontera de su país con Irlanda del Norte o enfrentar la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo sobre el Brexit.

“Necesitamos la seguridad de que (la frontera) es factible y legalmente funcional, y hasta ahora no hemos visto nada que remotamente se le parezca”, dijo Varadkar.

Gran Bretaña saldrá de la Unión Europea, su mercado único y aduana en marzo. Pero esto podría crear dificultades para los negocios entre Irlanda del Norte, que es parte de Gran Bretaña, y la República de Irlanda, que es miembro de la UE.

Los líderes de la UE evaluarán las negociaciones del Brexit el mes próximo. Quieren llegar a un acuerdo para octubre y dar tiempo a que los parlamentos lo ratifiquen.

“Si no logramos avances reales, sustanciales, para junio, tenemos que preguntarnos seriamente si habrá un acuerdo sobre la salida”, dijo el premier irlandés.