MOSCÚ (AP) — Dos miembros clave de la campaña presidencial del mandatario estadounidense se reunieron el martes con los investigadores del Congreso que indagan en la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y la posible colusión con allegados a Donald Trump.

El yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, regresó el martes al Congreso para una conversación a puertas cerradas con miembros de la comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes.

Por su parte, el ex jefe de campaña Paul Manafort se reunió con miembros de ambos partidos de la comisión de inteligencia del Senado y “respondió exhaustivamente a sus preguntas”, dijo su vocero Jason Maloni.

La discusión de Manafort con personal de la comisión se limitó a su recuerdo de una reunión en junio de 2016 con una abogada rusa en la Torre Trump, dijeron dos personas conocedoras de la entrevista. Las fuentes exigieron no ser identificadas por tratarse de un interrogatorio a puertas cerradas.

Manafort entregó las notas que tomó de la reunión, dijo una fuente. La otra dijo que Manafort acordó reunirse con el personal de la comisión de inteligencia del Senado para hablar de otros asuntos. Esas reuniones aún no tienen fecha.

Manafort y Kushner han sido interrogados acerca de la reunión en la Torre Trump porque fue descrita en emails a Donald Trump Jr. como parte de un intento del gobierno ruso de ayudar a la campaña presidencial de Trump.

Al ser interrogado el lunes, Kushner reconoció que tuvo cuatro reuniones con rusos durante y después de la campaña victoriosa de Trump e hizo hincapié en que no tenía “nada que ocultar”. Al salir dijo con una sonrisa que “todas mis acciones fueron correctas”.

En una declaración de 11 páginas, reconoció que tuvo contactos con rusos durante la campaña e inmediatamente después de la elección, cuando fungió como enlace con gobiernos extranjeros. Dijo que cada contacto fue carente de importancia o rutinario y que no los mencionó en su formulario para la seguridad debido a un error de sus colaboradores. Kushner se presentó como un novato en política que aprendía en tiempo real a manejar “miles de reuniones e interacciones” en una campaña de ritmo veloz.

En Moscú, un portavoz del presidente Vladimir Putin dijo que la reunión entre Kushner y el presidente de un banco ruso no se celebró por orden del Kremlin.

Kushner incluyó su reunión de diciembre con el jefe del banco Vneshekonombank, Sergei Gorkov, dentro de una declaración al Congreso en las pesquisas sobre las posibles conexiones entre Trump y Rusia. El asesor dijo que el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, le pidió que se reuniera con Gorkov.

Vneshekonombank es un banco de desarrollo estatal.

“Estos contactos no requieren ninguna autorización del Kremlin y no se hicieron en representación del Kremlin”, dijo el martes el portavoz Dmitry Peskov.