BELGRADO (AP) — El ministro de defensa serbio calificó de “hostil” el comentario reciente de un diplomático estadounidense de que Belgrado tendrá que decidir entre Rusia y Occidente si es que quiere incorporarse a la Unión Europea.

Los comentarios de Hoyt Brian Yee, subsecretario para asuntos europeos y asiáticos de Estados Unidos, “constituyen una presión muy poco diplomática contra nuestro país”, dijo el ministro serbio, Aleksandar Vulin.

“Este no es el comentario de un amigo, o de alguien dispuesto a respetar a Serbia, dispuesto a respetar nuestro derecho a decidir”, agregó Vulin.

Hoyt declaró el lunes en Belgrado que los países que aspiren a ser miembros de la UE “deben demostrar ese deseo claramente, no pueden ocupar dos sillas al mismo tiempo”.

“Cada país tendrá que decidir el rumbo a seguir. No importa cuán difícil sea, cada país tiene que hacer una selección estratégica, que debe formar parte de la política oficial”, agregó.

Serbia ha solicitado formalmente su ingreso a la UE, pero está bajo presión de Moscú, con quien comparte la etnia eslava. Rusia desea mantener alejados a los países en los Balcanes de la OTAN u otras organizaciones occidentales.