BOGOTÁ (AP) — Tras una gestión dos años y medio, Jorge Perdomo perdió el respaldo de 20 de los 36 clubes de la liga Dimayor y fue relevado transitoriamente en la presidencia por Claudia Guerrero, actual secretaria de la entidad.

La decisión fue oficializada el viernes en la asamblea extraordinaria de los equipos de primera y segunda división del balompié colombiano.

La posición de Perdomo se debilitó luego que pidió a la Conmebol que investigara a Álvaro González _presidente de la rama aficionada_ por supuesta corrupción, pero este organismo aclaró que le pagó por las tareas que desarrolló.

“Los egresos mencionados (50,000 dólares) incluyen honorarios por funciones desempeñadas… No hay ninguna mención ni identificación de operaciones sospechosas o pagos indebidos”, afirmó en una nota Monserrat Jiménez, directora jurídica de la Conmebol.

Perdomo, además de este caso, tenía diferencias con dirigentes de varios de los principales equipos del balompié colombiano.