CARACAS (AP) — Un grupo de al menos 120 niños que esperaban para volar desde Venezuela a Perú para reunirse con sus familiares se quedaron en tierra en Caracas luego de que funcionarios dijeron que presentaron documentos de viaje fraudulentos.

Los menores fueron devueltos a sus familias tras el incidente del viernes en la capital venezolana, explicó el sábado el fiscal jefe de Venezuela, Tarek William Saab.

Un líder de la Unión Venezolana en Perú que ayudó a organizar el viaje a Lima dijo que el grupo cumplía todos los requisitos legales y que los niños se han convertido en peones en una disputa política abierta. Según Óscar Pérez, los niños viajaban a Lima para reunirse con sus padres, que ahora viven y trabajan en Perú.

Muchos de los progenitores de los menores esperaron durante horas el viernes por la tarde en el aeropuerto de Lima, ansiosos por recibir a sus hijos.