AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — El gobernador de Texas Greg Abbott dijo el jueves que espera que el estado reciba más de 50.000 millones de dólares en fondos federales de vivienda para lidiar con los estragos del huracán Harvey.

Abbott dijo en una conferencia de prensa que los desplazados por la tormenta pueden solicitar ayuda vía subsidios de desarrollo comunitario que cubren necesidades de vivienda a largo plazo, además de costos temporales mientras esperan que sus viviendas sean reparadas.

El gobernador dijo que el Congreso y la Casa Blanca le han dicho que se aprobarán hasta tres paquetes federales adicionales de ayuda para víctimas de Harvey antes del final del año. El Congreso aprobó ya 15.300 millones de dólares para las tareas iniciales de recuperación.

Abbott dijo que casi 4.000 viviendas y otras instalaciones carecen de electricidad tras la tormenta, que mató a más de 70 personas. En total, 52 escuelas sufrieron “daño catastrófico” en todo el estado y no se pueden reabrir.