AP NEWS
Related topics

Actos progubernamentales en Irán tras días de protestas

January 3, 2018

En la imagen, tomada de un video grabado por una persona que no trabaja para The Associated Press y obtenido por la AP fuera de Irán a través de FreedomMessenger, que se autodefine como una "agencia de noticias iraní independiente que busca un cambio total en el régimen iraní reportando la situación de derechos humanos en Irán", muestra un supuesto ataque a una comisaría en Qahdarijan, Irán, el 2 de enero de 2018. (FreedomMessenger via AP)

TEHERÁN, Irán (AP) — Decenas de miles de iraníes participaron el miércoles en manifestaciones progubernamentales en varias ciudades del país, según reportaron medios estatales, una iniciativa que parecía intentar calmar los ánimos tras una semana de protestas y disturbios que dejaron al menos 21 muertos.

Aunque las protestas contra el gobierno controlado por el clero lograron apoyos entre los 80 millones de habitantes de la República Islámica, localidades rurales más pequeñas parecen estar experimentando la ola de malestar que ya sacudió a las zonas urbanas, de acuerdo con los videos publicados en internet por los manifestantes.

Medios oficiales y semioficiales no informaron de inmediato sobre los detalles de los disturbios del miércoles. Las grabaciones de los participantes se correspondían con la información obtenida por The Associated Press fuera del país, aunque sigue siendo imposible contactar con activistas particulares. Por el momento, las manifestaciones no parecen estar encabezadas por nadie en concreto.

Las protestas, las más multitudinarias registradas en Irán desde la polémica elección presidencial de 2009, comenzaron el 28 de diciembre en Mashaad, la segunda ciudad del país y un feudo conservador. Aunque en un primer momento se centraron en la crisis económica y en la carestía de los alimentos, se han transformado para demandar un cambio total en el teocrático ejecutivo iraní. Centenares de personas fueron arrestadas y un juez advirtió que algunos podrían enfrentar la pena de muerte.

Según la televisora estatal, las concentraciones en favor del gobierno se repitieron en docenas de ciudades y pueblos, incluyendo Ahvaz, la capital de la región petrolera de Khuzestan; en la localidad kurda de Kermanshah, en el oeste del país, y en Qom, la capital religiosa de los chiíes en Irán.

Los participantes llevaban carteles y banderas iraníes y la cadena estatal mostró una vista aérea del acto de Ahvaz para mostrar su escala. En las regiones de Ahvaz y Khuzestan, donde hay una notable población árabe, se han registraron disturbios derivados de las protestas.

En Qom, las cámaras de la televisión estatal se centraron en los clérigos chiíes que acudieron a la manifestación, muchos de ellos ataviados con los turbantes negros que los identifican como descendientes directos del profeta Mahoma.

La televisora en inglés Press TV emitió el miércoles en vivo imágenes de las manifestaciones, diciendo que se celebraban para “protestar por la violencia que ha tenido lugar durante las últimas noches en las ciudades”. La cadena estatal dijo en farsi que los actos sirvieron como “respuesta a las protestas” de los “siervos de Estados Unidos”, el término con el que los defensores del gobierno se refieren a los disconformes.

Las manifestaciones se produjeron después de que el líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei, culpó el martes de las protestas a la intromisión de “enemigos de Irán”.

“Hay que observar los incidentes de los últimos días”, señaló. “Todos los contrarios a la República Islámica han recurrido a diversos medios, como dinero, armas, política y aparatos de inteligencia, para acarrear problemas al sistema islámico, la República Islámica y la Revolución Islámica”.

Jamenei no mencionó a ningún país extranjero, aunque se comprometió a ofrecer más detalles en los próximos días. Sin duda, la lista la encabeza Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump ha manifestado durante varios días su apoyo a las protestas en diversos tuits.

Desde el inicio de las protestas, el gobierno de Irán bloqueó el acceso a la aplicación de mensajería Telegram y a Instagram y ahora impide entrar en Facebook y Twitter en un intento de frenar los disturbios.

___

Gambrell informó desde Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

AP RADIO
Update hourly