JERUSALÉN (AP) — El ejército de Israel derribó el miércoles la vivienda de un palestino que disparó y mató a tres agentes de seguridad israelíes en septiembre.

Nimr Jamal acabó con la vida de tres israelíes e hirió de gravedad a un cuarto en el exterior del asentamiento de Har Adar, en Cisjordania, antes de ser abatido. Era originario de una localidad próxima, Beit Surik, y había trabajado durante años en el puesto avanzado, donde era conocido por ser un empleado meticuloso que se había ganado la confianza de los residentes.

Israel derriba las casas de los atacantes palestinos como medida disuasoria, pero los palestinos consideran que esta política es un castigo colectivo. En respuesta al ataque, las autoridades israelíes cancelaron también los permisos de entrada a varios familiares de Jamal.