AP NEWS
Related topics

Tiene Turquía su peor jornada en Siria: Pierde 11 efectivos

February 11, 2018

El presidente turco y líder del gobernante Partido Justicia y Desarrollo Recep Tayyip Erdogan hace una pausa durante un acto público en Estambul, el sábado 10 de febrero de 2018. (Murat Cetinmuhurdar/Fotografía de Pool vía AP)

ESTAMBUL (AP) — Cuatro soldados turcos más han fallecido en el norte de Siria, anunciaron el sábado las fuerzas armadas turcas, lo que elevó a 11 la cifra de muertos en la jornada más sangrienta para Ankara desde que lanzó su ofensiva contra combatientes kurdos sirios.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció antes que un helicóptero militar fue “derribado” durante una operación en la localidad de Afrin. El mandatario, que habló en Estambul, no mencionó por su nombre a las Unidades de Protección Popular (YPG), integradas por kurdos sirios, pero indicó que ellas fueron las responsables.

Sin embargo, el primer ministro Binali Yildirim en declaraciones posteriores dijo que la causa de la caída del helicóptero no estaba clara y que las investigaciones continuaban.

“No tenemos pruebas exactas ni documentales para determinar que haya caído debido a una interferencia externa”, dijo Yildirim a la prensa en la provincia occidental de Mugla.

Las fuerzas armadas turcas dijeron en un comunicado que dos soldados murieron cuando su helicóptero artillado se vino abajo y quedó destruido alrededor de las 13:00 hora local (1000 GMT). Un equipo técnico inició una investigación.

Un vocero de la milicia kurda, Mustafa Bali, aseguró que sus combatientes derribaron el helicóptero en la localidad siria de Raju, cerca de Afrin.

En un video publicado en línea por las Fuerzas Democráticas Sirias, dominadas por las YPG, se ve un helicóptero volando sobre una colina arbolada y a otro helicóptero mientras se desploma. Se ve un helicóptero disparando dos cohetes en el área mientras el humo proveniente de donde cayó el otro helicóptero se eleva por encima de los árboles.

Turquía lanzó una ofensiva militar el 20 de enero para expulsar a las YPG de Afrin, citando la seguridad nacional. Turquía considera al grupo como una organización terrorista y una extensión de la insurgencia kurda dentro de sus propias fronteras, la cual ha luchado por la autonomía kurda desde hace más de tres décadas.

El helicóptero es la primera aeronave que Turquía informa haber perdido desde que comenzó la ofensiva militar. El presidente turco declaró: “Podremos perder un helicóptero, pero ellos pagarán por esto”.

En otras tres declaraciones, el ejército anunció que otros nueve soldados turcos murieron y 11 resultaron heridos el sábado, lo que elevó a 26 el número de militares muertos desde el 20 de enero.

“Estamos en guerra. Tendremos pérdidas, pero también causaremos pérdidas”, dijo Erdogan en Estambul.

Siria es asolada en las últimas semanas por una nueva oleada de violencia más fuerte. Aparte de la ofensiva turca en Afrin, el gobierno sirio ha intensificado sus ataques contra dos de las zonas más importantes bajo control de la oposición en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, y en la parte este de Ghouta, una región cercana a Damasco, la capital. La violencia ha dejado cientos de muertos y heridos mientras el gobierno sirio y sus aliados pretenden consolidar su control de las zonas restantes ocupadas por la oposición.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, se pronunció el sábado a favor de una acción internacional urgente al afirmar que la última semana en Siria “ha sido uno de los periodos más cruentos en todo el conflicto”.

AP RADIO
Update hourly