MUMBAI, India (AP) — Las lluvias torrenciales del monzón paralizaron el miércoles por segundo día consecutivo la capital financiera de India, Mumbai, donde las calles se convirtieron en ríos y la gente se movía con el agua hasta la cadera.

La ciudad recibió el martes 12,7 centímetros (5 pulgadas) de agua y su infraestructura, ya deficiente en circunstancias normales, colapsó. El transporte público se detuvo y miles de personas se quedaron varadas en sus oficinas durante la noche.

Los trenes de cercanías dejaron de funcionar, los autobuses quedaron medio sumergidos en agua e incluso el aeropuerto tuvo que desviar vuelos a otras ciudades. Para el miércoles por la mañana, la mayoría de los trenes funcionaba pero el tráfico seguía siendo un caos.

Se esperaban más lluvias para el miércoles, según el Departamento Meteorológico, y el gobierno local pidió a escuelas y universidades que cerraran por un día.

La ciudad tiene problemas todos los años para lidiar con el aluvión del monzón, provocando críticas por su pobre planificación.

También se emitieron alertas por aguaceros en otras zonas del estado de Maharahtra, del que Mumbai es la capital.

La temporada del monzón en India dura de junio a septiembre.