AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Científicos monitorean nueva ola de calor oceánica en EEUU

September 5, 2019
ARCHIVO - Esta foto de archivo del 14 de septiembre del 2017 muestra a los hermanos Judah, izquierda, y Harrison Ellis mirando unos salmones en un compartimento de peces donde el agua de mar pasa a ser agua fresca en las Esclusas Ballard en Seattle. (AP Foto/Elaine Thompson, Archivo)
ARCHIVO - Esta foto de archivo del 14 de septiembre del 2017 muestra a los hermanos Judah, izquierda, y Harrison Ellis mirando unos salmones en un compartimento de peces donde el agua de mar pasa a ser agua fresca en las Esclusas Ballard en Seattle. (AP Foto/Elaine Thompson, Archivo)

SEATTLE (AP) — Científicos estadounidenses dijeron el jueves que están monitoreando una nueva ola de calor oceánica en la costa oeste de Estados Unidos, lo que podría alterar negativamente la vida marina de animales como el salmón, las ballenas y leones marinos.

Los investigadores de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) señalaron que la extensión del área inusualmente caliente va de Alaska a California. Es parecida a una ola de calor de hace cinco años que afectó negativamente los índices de supervivencia de los salmones jóvenes, hizo que más ballenas jorobadas se enredaran con redes de pesca cuando se acercaban a cazar a las playas y causó una proliferación de algas que canceló la pesca de cangrejos y almejas.

“Dada la magnitud de lo que vimos la última vez, queremos saber si esto se torna en algo parecido”, dijo Chris Harvey, científico investigador del Centro de Ciencia de Pesca del Noroeste.

El Servicio Nacional de Pesca Marítima de Estados Unidos dijo que el agua ha alcanzado temperaturas que son 2,7 grados Celsius (5° Fahrenheit) por encima del promedio. Queda por ver si esta ola de calor se disipa más rápidamente que la anterior, agregó.

De seguir así, podría ser desastrosa para las orcas del Pacífico Noroeste, que están en peligro de extinción y se alimentan principalmente del salmón chinook. Las aguas más calientes pueden debilitar la red alimenticia que sustenta al salmón y atraer a aves marinas y otros depredadores de salmones jóvenes más cerca de la playa, reduciendo más su abundancia. La migración de los chinook ha sido extremadamente baja en los últimos años después de la última ola de calor.

La nueva ola de calor se ha desarrollado en los últimos meses, creciendo con un patrón similar en la misma área. Es la segunda ola de calor más extensa en el norte del Océano Pacífico en los últimos 40 años, cuando comenzó a recolectarse información relevante.

“Va en camino a ser tan fuerte como el evento anterior”, dijo Andrew Leising, investigador en el Centro de Ciencia de la Pesca del Suroeste, en La Jolla, California, quien desarrolló una manera de usar información satelital para rastrear olas marinas de calor en el Pacífico.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.