CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades emitieron advertencias por una tormenta tropical y un huracán para el extremo sur de la península de Baja California, y dijeron que fuertes vientos, lluvias torrenciales y una peligrosa marejada azotarán la zona costera que incluye los balnearios de Los Cabos. Al mismo tiempo, una nueva tormenta tropical, Irma, se formó en el Atlántico lejos de tierra.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo que un sistema en el Pacífico frente a la costa occidental de México probablemente se volverá tormenta tropical en las próximas horas y se acercará al extremo sur de Baja California el jueves por la noche.

El centro pronosticó que habrá un estado del tiempo propio de tormenta tropical el jueves por la mañana y la tormenta podría volverse huracán.

El sistema se encontraba 420 kilómetros (260 millas) al sur-sureste del extremo de la península y por el momento estaba estacionada sobre océano abierto. Sus vientos máximos sostenidos eran de 55 km/h (35 millas).

Se prevé que deje caer de 20 a 30 cm (8 a 12 pulgadas) de lluvia en algunas partes de los estados de Baja California Sur y Jalisco, amenazando con inundaciones repentinas y deslaves.

Por otra parte, la tormenta tropical Irma se formó en el Atlántico oriental y los meteorólogos dijeron que no significaba una amenaza inmediata para la tierra.

El vórtice de Irma se encontraba 676 kilómetros (420 millas) al oeste de las islas de Cabo Verde. Sus vientos sostenidos máximos eran de 85 kph (50 mph) con ráfagas más fuertes. Se dirigía hacia el oeste a 20 kph (13 mph).

El centro de huracanes dijo que se fortalecerá en las próximas 48 horas y podría volverse huracán el viernes.