AP NEWS
Related topics

Paraguay expropia tierras para darlas a indígenas

May 22, 2014

ASUNCION, Paraguay (AP) — Cumpliendo una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Congreso paraguayo aprobó la expropiación de 14.000 hectáreas, en poder de un hacendado alemán, para entregarlas al pueblo Sawhoyamaxa de la etnia enxet.

Pero el gobierno ha tropezado con problemas financieros para pagar por esas tierras.

Leonardo González, cacique de la comunidad Sawhoyamaxa, dijo el jueves a The Associated Press que en la noche del miércoles la Cámara de Diputados aprobó la expropiación, que ya tenía media sanción del Senado.

“Ahora queremos hablar con el presidente Horacio Cartes para que firme el decreto de promulgación de la ley, pero además buscamos entrevistarnos con el ministro de Hacienda, Germán Rojas, para que comience la negociación para pagar por la expropiación”, indicó el cacique.

El pueblo Sawhoyamaxa se encuentra a unos 370 kilómetros al noroeste de Asunción, en el árido territorio del Chaco Boreal.

Unos 600 enxet fueron desalojados de sus tierras ancestrales en 1995 por personal del hacendado alemán Heribert Roedel, quien las utilizó para la cría de ganado vacuno y el cultivo de gramíneas.

Los enxet, con la ayuda de la organización civil Tierra Viva, iniciaron los trámites judiciales para recuperar sus tierras y luego recurrieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que envió el reclamo a la Corte Interamericana, la que falló a favor de los indígenas en 2006.

Los diferentes gobiernos paraguayos desde entonces no pudieron cumplir la sentencia hasta que Cartes, luego de asumir el poder en agosto, dispuso obedecer el fallo.

Ireneo Téllez, abogado de los enxet, dijo a AP que “el gobierno no tiene dinero disponible actualmente para pagar por la expropiación, pero lo puede generar” y comentó que según una tasación que hizo en 2013 el Ministerio de Obras Públicas “cada hectárea tiene un precio oficial de 700 dólares”.

Ricardo Morínigo, activista de Tierra Viva, informó que los aborígenes “están tan felices por recuperar las tierras de sus antepasados que ya las ocuparon pero no pueden trabajarlas hasta tanto se pague por la expropiación”.

Ningún vocero de Roedel hizo comentarios.

AP RADIO
Update hourly