CARACAS (AP) — El mandatario venezolano Nicolás Maduro afirmó el martes que el presidente Donald Trump no acudirá a la Cumbre de las Américas por considerar que América Latina no merece importancia y que desprecia a los mandatarios de la región.

Sin embargo, Maduro tampoco asistirá al evento que se realizará el 13 y 14 de abril en Lima. Según dijo, el lunes tomó la decisión por razones de seguridad.

En lo referente a Trump, el gobernante venezolano criticó que su homólogo estadounidense cancelara la que sería su primera visita a la región como mandatario alegando no tiene tiempo y que se dedicará a asuntos globales de gran importancia. Trump canceló el martes su viaje a Lima y Bogotá en los próximos días como tenía previsto para permanecer en Washington para concertar la respuesta a un ataque aparentemente con armas químicas en Siria. El vicepresidente Mike Pence irá en su lugar.

Maduro dijo que el estadounidense "desprecia" a los mandatarios de derecha pese a que éstos presuntamente no dudaron en atender su pedido de vetarlo en la Cumbre. Según él, Trump no quería verlo frente a frente en la reunión en la que el presidente socialista esperaba llevar “la verdad de Venezuela” y defenderla ante todos ellos.

Agregó que Trump tampoco quería sentarse con el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto porque “es poca cosa para él" y le causaría hastío sentarse con Maurico Macri y Juan Manuel Santos, entre otros, a los que Washington “usa y desusa”.

El gobierno del ahora expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski canceló la invitación enviada a Maduro para asistir a la Cumbre argumentando que Venezuela rompió los principios democráticos y se estaba convirtiendo en una dictadura. Maduro, por su parte, había prometido asistir a la cita regional "llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar".