SEATTLE (AP) — Después de 10 partidos, los campeones defensores del Super Bowl debieron hacerse preguntas incómodas. Una de éstas planteaba si los jugadores de Seattle estaban dispuestos a dejar atrás el egoísmo para concentrarse en la lucha dentro de su división.

El domingo, comenzaron a dar la respuesta, durante un duelo crucial y con una defensiva que se asemejó a la de la temporada anterior, cuando los Seahawks se coronaron.

Russell Wilson encontró al tight end suplente Cooper Helfet para completar una jugada de 20 yardas que terminó en la zona de anotación en el tercer cuarto, y los Seahawks doblegaron el domingo 19-3 a los Cardinals de Arizona.

Steven Hauschka convirtió cuatro goles de campo y la defensiva realizó un trabajo magistral durante todo el partido para dar a Seattle un valioso triunfo. Los Cardinals sufrieron apenas su segundo revés en la campaña.

"Nos estaba faltando algo", dijo el receptor Doug Baldwin. "Había una diferencia sutil por ahí, y siento que hoy la corregimos. Hablamos de esto en la semana. Como dije, hay que tener confianza mutua, respetarnos y salir para apoyarnos. Hoy definitivamente lo hicimos".

Seattle ganó por cuarta ocasión en cinco partidos y dejó atrás la derrota de la semana anterior ante Kansas City, un partido en el que desperdiciaron numerosas oportunidades para comprometer seriamente su clasificación a la postemporada.

"Hablamos fuerte. Hubo discusiones, como en una familia. Y precisamente como una familia salimos unidos", aseguró el safety Earl Thomas.

Wilson fue capturado siete veces, su mayor número en la temporada, por una defensiva que mostró agresividad.

Seattle (7-4) necesitaba una ofensiva que terminara en las diagonales, luego de desperdiciar sus buenas posiciones de terreno durante el encuentro. Y fue en ese momento cuando Wilson respondió.

Los Seahawks estaban obligados a ganar si querían conservar sus esperanzas de meterse a la pelea en su división. Comenzaron la jornada tres juegos debajo de Arizona (9-2) en el Oeste de la Conferencia Nacional.

"Creo que permitimos que Russell Wilson fuera Russell Wilson en demasiadas ocasiones", lamentó Tyrann Mathieu, safety de los Cardinals.

Arizona fue limitada a 204 yardas totales, su peor estadística en lo que va de la campaña.

También el domingo, Peyton Manning lanzó tres de sus cuatro pases de touchdown a Demaryius Thomas y C.J. Anderson corrió para 167 yardas y la anotación que permitió a los Broncos de Denver vencer 39-36 a los Dolphins de Miami.

La carrera de seis yardas de Anderson con 5:01 por jugar le dio a los Broncos (8-3) su primera ventaja del encuentro al colocar el marcador 32-28. La devolución de intercepción de 37 yardas de T.J. Ward a un pase de Ryan Tannehill abrió el camino para la recepción de Wes Welker, misma que puso el cerrojo al partido.

Los Broncos vivieron un final dramático, luego de que Tannehill guiara a los Dolphins (6-5) en otra ofensiva anotadora, conectando en espiral de una yarda con Jarvis Landry con 1:34 en el reloj. La carrera de Lamar Miller concretó la conversión de dos puntos y dejó la diferencia en tres unidades.

La patada corta de los Dolphins fue recuperada por - ¿quién más? - Anderson, quien selló el encuentro con una carrera de 26 yardas.

Anderson dio el mérito por el triunfo a la línea ofensiva, sumamente criticada en fechas recientes.

"Soportaron mucha presión en la semana", comentó. "Son humanos y tienen sentimientos. Nadie lo ha dicho, pero algunos de ellos se sintieron lastimados".

En otros encuentros, los Patriots de Nueva Inglaterra apabullaron 34-9 a los Lions de Detroit, hilvanando su séptima victoria consecutiva; los Packers de Green Bay superaron 24-21 a los Vikings de Minnesota, para tomar la punta de la División Norte de la Conferencia Nacional; los 49ers de San Francisco se impusieron 17-13 a los Redskins de Washington para seguir luchando por un boleto de playoffs, y los Eagles de Filadelfia doblegaron 43-24 a los Titans de Tennessee, con otra actuación de más de 300 yardas de Mark Sánchez.

Además, los Colts de Indianápolis derrotaron 23-3 a los Jaguars de Jacksonville; los Chargers de San Diego superaron 27-24 a los Rams de San Luis; los Bears de Chicago vencieron 21-13 a los Buccaneers de Tampa Bay; los Browns de Cleveland se impusieron 26-24 a los Falcons de Atlanta, y los Bengals de Cincinnati triunfaron 22-13 sobre los Texans de Houston.

Por la noche, los Cowboys de Dallas se impusieron 31-28 a los Giants de Nueva York.

La fecha de la NFL comenzó el jueves, con primera victoria de los Raiders de Oakland en más de un año, 24-20 sobre los Chiefs de Kansas City.

Para el lunes están previstos dos encuentros. Los Bills de Búfalo reciben a los Jets de Nueva York en Detroit, improvisada como sede ante una ola de tormentas invernales, mientras que los Saints de Nueva Orleáns serán anfitriones de los Ravens de Baltimore.