SAN DIEGO (AP) — Un estadounidense de 25 años fue acusado de usar un dron para contrabandear unos 5,9 kilogramos (más de 13 libras) de metanfetaminas desde México, un decomiso inusualmente grande para la que es una nueva técnica para el trasiego de drogas ilegales a Estados Unidos, informaron las autoridades el viernes.

Jorge Edwin Rivera indicó a las autoridades que usó drones para traficar drogas cinco o seis veces desde marzo, por lo general enviándolas a un cómplice en una gasolinera cercana en San Diego, de acuerdo con una declaración de causa probable. Agregó que recibiría un pago de 1.000 dólares por el intento que culminó en su detención.

La DEA informó en un reporte anual reciente que los drones no son usados con frecuencia para traficar drogas desde México debido a que sólo pueden transportar pequeñas cantidades, si bien subrayaron que su uso podría ser cada vez más común. En 2015, dos personas se declararon culpables de arrojar 12,7 kilogramos (28 libras) de heroína desde un dron en el poblado fronterizo de Calexico, California. Ese mismo año, agentes de la Patrulla Fronteriza en San Luis, Arizona, detectaron un dron lanzando paquetes con 13,61 kilogramos (30 libras) de marihuana.

Alana Robinson, la fiscal federal interina para el Distrito Sur de California, dijo que los drones no resultan atractivos para los contrabandistas porque el ruido llama la atención y la vida de la batería es corta. Además, las cargas son modestas en comparación con las de otros métodos de transporte, como el uso de compartimentos ocultos en vehículos, botes o túneles.

___

Se corrigió una versión previa de este despacho para ajustar las conversiones de kilos a libras en el primer y cuarto párrafos.