BARCELONA (AP) — Cristiano Ronaldo regresó el miércoles a la liga española tras cinco partidos de sanción, pero el Real Madrid cayó derrotado por primera vez en cinco meses, gracias a un gol en los descuentos del paraguayo Tony Sanabria, que dio la victoria al Betis por 1-0 tras 20 años de sequía en el estadio Santiago Bernabéu.

“Ganar aquí es alegría doble porque raras veces se consigue algo, pero el equipo peleó y llegó la recompensa del gol”, comentó Sanabria, quien estrenó su casillero anotador. “No pensé mucho en el remate, incliné hacia un lado por intuición y salió bien”.

El equipo “merengue” sufrió su primera derrota del torneo y vio cómo el líder Barcelona, que el martes ganó 6-1 al Eibar y cuenta 15 puntos de 15 posibles, se le escapaba a siete de distancia.

“Estamos mal”, reconoció el técnico, Zinedine Zidane. “El balón no quiso entrar. Necesitamos tranquilidad, porque esto es muy largo. Con Cristiano no hubo ansiedad, estamos contentos de tenerle”.

Los madrileños vieron truncada ante su ex arquero Antonio Adán su racha de 73 partidos consecutivos marcando un gol en todas las competiciones. Quedaron así igualados con el récord del Santos de Pelé de 1963.

Sanabria marcó de cabeza en tiempo añadido para firmar el tercer triunfo del Betis y adelantar en la tabla al Madrid, que no perdía un partido desde el pasado 23 de abril contra el Barsa y marcha séptimo.

“A veces el fútbol es injusto. Hay que tener cabeza fría. Esta es la misma plantilla que lo ha ganado todo. No hay que pensar en el Barsa”, opinó el madridista Carlos Casemiro.

El Sevilla sigue segundo, pero ahora con 13 unidades, después de ganar 1-0 a Las Palmas con un gol algo afortunado de Jesús Navas a falta de siete minutos para el final.

“Debemos seguir funcionando como un equipo, que todo el mundo se sienta protagonista y disfrute de este momento”, dijo el técnico argentino, Eduardo Berizzo.

Previamente, el también argentino Ángel Correa marcó su tercer gol del campeonato y abrió la victoria del Atlético de Madrid por 2-1 en cancha del Athletic de Bilbao, un triunfo que deja al equipo “colchonero” tercero con 11 puntos.

Correa marcó a los 55 minutos por el Atlético, que amplió por vía del suplente Yannick Carrasco a los 73 y dejó en la lona al Athletic, que solo tuvo tiempo de recortar por vía del ex madrileño Raúl García en los descuentos y bajó al octavo lugar.

“A Correa se le ve más centrado. Es mérito suyo”, elogió el timonel Diego Simeone. “Somos más fuertes cuanto mejor sea la competencia interna, ojalá podamos entender eso”.

La jornada registró también el empate 0-0 entre Girona y Leganés, y la victoria del Deportivo La Coruña, 1-0 sobre Alavés, gracias a un gol de Luisinho (45).

El Betis no se amilanó por la titularidad de Cristiano, presionó arriba al Madrid, y forzó situaciones de peligro como el robo a Casemiro que resultó en un primer remate franco de Sanabria, frustrado sobre la línea de gol por Dani Carvajal.

La jugada activó a Cristiano, quien se inventó un taco en el área chica, igualmente despejado por la defensa, mientras que Luka Modric enganchó una volea desde el punto de penal, fuera por poco.

En el arco opuesto, el costarricense Keylor Navas realizó una brillante parada tras zurdazo al rincón de Fabián Ruiz, y correspondió de inmediato Adán, liviano en el vuelo para desviar una rosca de Isco Alarcón.

El arquero bético respiró aliviado tras la reanudación, cuando Cristiano falló en boca de gol tras goloso servicio de Gareth Bale, y sacó nuevamente a relucir sus cualidades en un cañonazo de Toni Kroos, ya volcado el Madrid en busca de un gol victorioso que nunca llegaría.

Las desgracias se sumaron para el equipo de Zidane con la lesión de Marcelo y un espectacular taco de Bale, que Adán desvió al poste. Pero ninguna mayor que el gol de Sanabria, desatendido por la defensa en el área para cabecear a placer un centro de Antonio Barragan.

El Atlético hizo gala de sus mejores armas en Bilbao, pero la mejor ocasión antes del descanso fue sin duda para el Athletic, que gozó de un penal que Aritz Aduriz no logró transformar ante Jan Oblak, imponente en la parada.

El error resultó ser fatídico para los locales, pues el equipo de Simeone salió enchufado en la reanudación y clavó el 1-0 en un pelotazo que bajó Jorge Resurreción “Koke” para combinar con Griezmann, infiltrarse en el área y cruzar para Correa.

El segundo surgió de un saque de banda que Griezmann dignificó con un toque bombeado al espacio que controló en carrera Carrasco, instintivo en el remate cruzado ante Kepa Arrizabalaga.

Oblak mereció el invicto, pero apareció su ex compañero García en el último suspiro para empujar de volea el único tanto del Athletic.