PARKLAND, Florida, EE.UU. (AP) — El FBI recibió en enero un aviso de que el presunto autor de la masacre en una escuela de Florida tenía el “deseo de matar” y acceso a armas de fuego, y que podría estar planeando un ataque, pero no fue investigado, informó el viernes la agencia.

Tras darse a conocer que el FBI recibió el aviso, el gobernador de Florida Rick Scott exigió la renuncia del director de la agencia y dijo que su inacción era “inaceptable”.

El secretario de Justicia Jeff Sessions dijo que el ataque del miércoles en el que murieron 17 personas fue una “consecuencia trágica” de los errores del FBI y ordenó una revisión de los procedimientos de la dependencia a su cargo. Agregó que queda claro que la principal agencia judicial del país no prestó la debida atención a las señales de advertencia.

En evidencia adicional de que hubo indicios de problemas con el sospechoso Nikolas Cruz, el jefe policial del condado Broward, Scott Israel, dijo en una conferencia de prensa el viernes que su oficina había recibido más de 20 llamadas telefónicas relacionadas con él en los últimos años.

Una persona cercana a Cruz llamó a la línea de denuncias del FBI el 5 de enero y dio información sobre las armas del adolescente y su comportamiento errático, incluidas publicaciones perturbadoras en las redes sociales. La persona que llamó estaba preocupada de que Cruz pudiera atacar una escuela.

En un comunicado, la agencia reconoció que la información debió compartirse con la oficina del FBI en Miami y ser investigada, pero que no fue así. La agencia ya enfrentaba críticas de antemano por la manera como procesó un aviso sobre un comentario publicado en YouTube el año pasado. El comentario decía “Voy a ser un asesino de estudiantes profesional”, y estaba firmado por “Nikolas Cruz”.

El FBI investigó el comentario, pero no determinó quién lo hizo.

Cruz, de 19 años, ha sido encausado por el homicidio de 17 personas en la secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, al norte de Miami.

El director del FBI Christopher Wray dijo que la agencia aún estaba revisando las fallas sobre el aviso que se recibió en enero. Dijo que estaba “comprometido a llegar al fondo de lo ocurrido” y a evaluar la manera como el FBI responde a información proporcionada por el público.

“Hemos hablado con las víctimas y con sus familiares, y lamentamos profundamente el dolor que esto causa a todos los afectados por esta horrible tragedia”, dijo Wray en un comunicado.

Scott criticó duramente a la agencia policial federal.

“Diecisiete inocentes murieron. Y reconocer un error no es suficiente”, declaró el gobernador. “Las familias pasarán su vida entera preguntándose cómo pudo ocurrir esto, y una disculpa nunca les dará las respuestas que tan desesperadamente necesitan”.

El FBI ya se encuentra bajo intenso escrutinio por sus acciones en las primeras etapas de la investigación sobre la intromisión rusa en la campaña presidencial de 2016. El presidente Donald Trump y algunos legisladores republicanos han aprovechado lo que ven como indicios de parcialidad contra Trump.

El mandatario ha criticado repetidas veces a la principal agencia policial de la nación y a sus líderes, y escribió en Twitter que su reputación estaba “hecha jirones”.

Por otro lado, los dolientes se reunieron el viernes para el primer funeral de una de las víctimas, Alyssa Alhadeff, de 14 años, en la capilla Estrella de David. Desde el exterior, otros dolientes se esforzaban por escuchar las voces que coreaban oraciones judías y evocaban a la estelar jugadora de fútbol como alguien que tenía “la personalidad más fuerte”. Fue recordada también como una escritora creativa con una sonrisa memorable.

En el funeral de Meadow Pollack, de 18 años, su padre estalló iracundo. Con más de 1.000 dolientes _incluido Scott_ en el templo K’ol Tikvah, Andrew Pollack miró hacia el sencillo ataúd de pino en el que estaba su hija y le dijo a la multitud: “Estoy muy enojado y molesto por lo que ocurrió”.

Israel aclaró el viernes que Cruz nunca tuvo una máscara antigás ni granadas de humo durante el ataque, pero los agentes sí hallaron un pasamontañas.

___

Lush reportó desde St. Petersburg, Florida. Sadie Gurman, de The Associated Press, contribuyó a este despacho desde Washington.