HATTIESBURG, Mississippi, EE.UU. (AP) — Los responsables del Zoo de Hattiesburg están esperando a hacer una prueba de ADN para saber si su cría de perezoso es hembra o macho, ya que los órganos sexuales de estos animales son internos.

Los cuidadores tendrán que enviar pelo de la cría a un zoo más grande para conocer el sexo del perezoso didáctilo de Hoffman, explicó el viernes el responsable de mamíferos del centro, Stephen Taylor. La cría es hija de Mo y Chewy, dos ejemplares del parque.

En su primera aparición pública desde que dio a luz el 5 de febrero, Mo estuvo el viernes colgada boca abajo con la cría sobre la panza.

Los primeros días tras el nacimiento son delicados para cualquier animal y Taylor señaló que el nuevo perezoso no empezó a mamar por su cuenta. Tras medio día, los cuidadores empezaron a darle un sustituto de leche para cachorros desde una jeringa equipada con una tetina en lugar de una aguja, explicó.

"Seguimos confiando en que empiece cuando esté más coordinado y se mueva más", dijo el responsable en una entrevista telefónica con The Associated Press.

Tampoco es que los perezosos, originarios del América Central y del Sur, sean muy activos en ningún momento.

Estos mamíferos recibieron su nombre por su falta de movimiento, una adaptación a una dieta de hojas baja en nutrientes.

El bebé es incluso más lento que los adultos, además de torpe, comentó Taylor.

"Ahora mismo sólo se sienta sobre la barriga de mamá", dijo.

Cada dos horas, aproximadamente, un cuidador separa a la cría para alimentarla.

A partir del viernes, esas sesiones de comida pasaron a hacerse en la zona de su recinto visible para los visitantes.

El primer día, al ser laborable, no había mucho público. "Imagino que mañana habrá bastante jaleo", dijo Taylor.

El parque ofrece "experiencias de perezosos" dos veces a la semana en las que los visitantes pueden pagar extra para preparar la comida de los animales e incluso sostener en el regazo a Chewy, que antes era una mascota.

Mo no participado estos días en las experiencias por la cría, y es probable que ni ella ni el pequeño vuelvan a hacerlo en "unos cuantos meses", apuntó Taylor.

Aunque los perezosos nacen con pelaje completo, los ojos abiertos y un lote completo de dientes y largas garras, dependen de sus madres durante aproximadamente un año, indicó el zoo.