MEXICO (AP) — Las autoridades mexicanas informaron que desactivaron un coche bomba en el norte del país.

El titular de la Fiscalía General del Estado Jorge Enrique González Nicolás dijo que el automóvil fue localizado "cuando agentes investigadores llevaban a cabo labores de inteligencia y ubicaron a tres hombres, a los que detuvieron, empujando un vehículo de la marca Volkswagen de modelo antiguo, el cual estaba descompuesto". El hallazgo se produjo el domingo en Ciudad Juárez pero fue hecho público recién el miércoles.

En el interior del vehículo se encontraron dos artefactos explosivos de alto poder utilizados en trabajos de demolición compuestos de nitrato de amonio con mecha, acelerador, baterías y cable eléctrico. El fiscal general explicó que "en caso de su detonación, causaría un daño en 40 metros a la redonda" pero agregó que pese a la sofisticación del potencial coche bomba y que la detención fue hecha por personal de inteligencia "no hemos detectado que pertenezca a un grupo delictivo, son narco menudistas".

Los explosivos fueron desactivados y destruidos por agentes de la Secretaría de Defensa Nacional.

En el pasado las organizaciones de narcotraficantes han utilizado coches bomba como instrumento de expansión del terror en México.

En julio de 2010, también en Juárez, presuntos narcotraficantes atacaron a la policía federal con un coche bomba, el primer atentado con un artefacto de ese tipo. En 2011 se repitió el fenómeno contra las fuerzas de seguridad del estado de Nuevo León. En ningún caso se registraron víctimas.