BERLIN (AP) — Una sonda espacial que será la primera en descender en la superficie de un cometa ha tomado imágenes que parecen indicar que su objetivo podrían ser dos masas de rocas y hielo que vuelan en tándem.

Las fotografías difundidas el jueves fueron tomadas por la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea, que se aproxima a la etapa final de su misión de una década para soltar un módulo de aterrizaje en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. El encuentro está previsto para noviembre.

"Algunas personas han comparado su forma a la de un pato, en la que distinguen la cabeza del cuerpo", dijo la agencia. Matt Taylor, un científico de la misión, afirmó que las imágenes tomadas desde varios miles de millas (kilómetros) muestran que 67P tiene la forma de "una papa de apariencia extraña".

"Es por cierto una sorpresa interesante", comentó Taylor. Hasta ahora se creía que 67P tenía una forma redondeada más compacta.

Dijo que esto podría significar que se trata de un compuesto binario de dos partes distintas, o que se trata de una sola unidad deformada por su pasaje cerca de Júpiter o del Sol.

Como las imágenes fueron tomadas cuando Rosetta se encontraba a 12.000 kilómetros (7.456 millas del cometa), la forma inusual también podría ser resultado de un método de procesamiento digital, advirtió.

"Esperamos el mes próximo cuando este objeto tenga una mejor resolución", afirmó Taylor.

Rosetta debe acercarse a 100 kilómetros (62 millas) del cometa el 6 de agosto. Lo observará durante varios meses antes de intentar hacer descender la sonda en su superficie de hielo en noviembre.

El cometa 67P tiene unos 4 kilómetros (2,5 millas) de largo y orbita al Sol cada seis años y medio.

___

En internet: http://www.esa.int/rosetta