GINEBRA (AP) — En un golpe a la credibilidad de los desmentidos de Rusia sobre si orquestó un sistemático programa de dopaje en los Juegos Olímpicos, un panel del COI avaló las denuncias de un soplón y el investigador que desvelaron la trama.

El dopaje en la olimpiada de invierno de 2014 en Sochi fue “una conspiración que contaminó y perturbó los Juegos Olímpico de la peor manera posible”, indicó el lunes la comisión del Comité Olímpico Internacional que investigar los casos rusos.

Grigory Rodchenkov, el ex director del laboratorio de Moscú y Sochi, fue un “testigo veraz”, indicó la comisión al publicar su primer fallo detallado en el mismo día que sancionó a otros cinco atletas rusos y dejar el total en 19.

Rodchenkov vive en Estados Unidos bajo la protección del FBI, y es un testigo que coopera con la investigación.

La comisión del COI, presidida por Denis Oswald, aceptó que el investigador Richard McLaren — designado por la Agencia Mundial Antidopaje para certificar las denuncias de Rodchenkov a medios de prensa de Estados Unidos en mayo de 2016 — confirman la existencia de una confabulación de dopaje más allá de la duda razonable.

La reivindicación de Rodchenkov y McLaren, quienes reiteradamente han sido criticados por las autoridades rusas, alimenta las conjeturas de que la junta directiva de COI decida marginar a Rusia de los inminentes Juegos de Invierno en Pyeongchang, Corea del Sur. El COI se reunirá el próximo martes.

Los rusos han sido despojados de medallas que ganaron en biatlón, bobsled, cross-country, patinaje de velocidad y skeleton. Las sanciones le han costado a Rusia el primer puesto del cuadro de medallas.