LIUBLIANA, Eslovenia (AP) — Los empleados de la agencia estatal de inteligencia de Eslovenia se declararon en huelga para exigir salarios más altos y mejores condiciones de trabajo.

El ministro de Administración Pública, Boris Koprivnikar, dijo el jueves que esta acción era algo “sorprendente y único”. Indicó que los espías en el país están obligados por ley a garantizar el funcionamiento básico de la agencia para proteger la seguridad nacional.

La prensa local reporta que la huelga comenzó el miércoles con empleados de la Agencia de Seguridad e Inteligencia de Eslovenia (SOVA), quejándose de que no tienen suficiente personal y ni paga.

Ningún otro detalle sobre la huelga, incluyendo cuántos empleados participaban, se conoció de inmediato.