AP NEWS
Related topics

Transcripción de la entrevista de la AP a Maduro

February 15, 2019

CARACAS (AP) — The Associated Press entrevistó el jueves al presidente de Venezuela Nicolás Maduro. A continuación la transcripción de la entrevista:

P: Usted se defiende como defensor de las clases trabajadoras en Venezuela, un hombre que protege sus intereses y, sin embargo, muchas de esas personas hablan sobre su falta de alimentos, sobre su falta de medicamentos, sobre el hecho de que el salario mínimo nacional solo dura un par de días en este país. ¿Qué dices a eso? Y. ¿Estamos presenciando el lento fin de la revolución bolivariana?

“Esa es la visión de ustedes de la Associated Press y de los medios de comunicación estadounidenses que han servido como punta de lanza de una campaña, de una guerra verdadera contra Venezuela y contra la Revolución Bolivariana. Esa visión no se corresponde con la verdad, con la realidad de Venezuela. Y en distintas coyunturas que hemos vivido durante 20 años de revolución democrática pacífica, la Revolución Bolivariana nos hemos encargado de demostrar lo contrario de las tesis que ustedes esgrimen y que difunden por el mundo todos los días. Agradezco esta oportunidad, de entre millones de ataques, poder decir una verdad de Venezuela puede prender una luz que soy defensor de la clase obrera. Sí, porque soy miembro de la clase obrera, soy defensor de los sindicatos, de los movimientos obreros que en Venezuela se han fortalecido en su conciencia, en su organización, en el número de sindicatos. Sí, soy defensor de los derechos a la contratación colectiva a la estabilidad laboral en Venezuela y estabilidad absoluta para la clase obrera.

“Soy defensor de la creación de empleo, estable, protegido. En Venezuela tenemos una tasa de desempleo que ronda el 6%. El 5 o 6% con un 60% de empleo protegido o más del 60%. Ahora tenemos un problema de hiperinflación, sin lugar a dudas, producto de una guerra económica brutal que tiene su origen en los Estados Unidos de Norteamérica, una guerra, persecución financiera, bloqueo económico, bloqueo comercial y la hiperinflación la estamos combatiendo con medidas de mercado, con medidas de protección entre la protección social y de mercado y yo aspiro que este año 2019, podamos resolver la batalla que tenemos entre el ingreso real de los trabajadores, que yo cuido permanentemente cada dos meses. Estoy dando aumentos protegiendo el salario, protegiendo los ingresos de los trabajadores. Aspiro que este año 2019 neutralicen una hiperinflación y logremos un nivel de estabilidad alto, de protección del salario real del trabajador”.

P: Estratégicamente bajando tal enorme hiperinflación. ¿Cuál es su estrategia en los próximos meses?

“Nosotros tenemos un tema atípico, tenemos un tipo de cambio de la moneda internacional del dólar que se fija en Miami y se fija en Colombia y que no tiene nada que ver con las reglas de juego interno de la economía y por esa vía, con lo que nosotros llamamos el dólar criminal, durante tres años nos han atacado el valor de la moneda y han atacado lo que es el sistema de fijación de precios. Eso nos crea una perturbación gravísima que si no fuera por los derechos sociales que tiene el pueblo la educación pública la salud, a la vivienda, el empleo estable, hubiera creado una crisis de dimensiones espantosas. Ahora tenemos una política que, tengo fe, va a tener resultado en estabilizar y neutralizar el daño que hace ese tipo de cambio, que se fija en Miami. No se fija en el mercado interno nacional. Hoy estamos creando un mercado interno con los sectores privados, con los bancos y con el Estado que aspiro que funcione de manera permanente, en las primeras de cambio ha empezado a funcionar, y yo aspiro que funcione de manera permanente porque son temas de mucha vulnerabilidad y, en ese sentido, estabilizar el sistema de fijación de precios del país es uno de los retos más grandes y, yo diría, hoy por hoy el reto más grande que tiene el país: Estabilizar el sistema de cambio y el sistema de fijación de precios”.

P: Para su primer punto, diría que no hay una agenda mediática para socavar a Venezuela y tenemos periodistas no solo en Associated Press sino en muchas organizaciones de medios que salen al país y hablan con personas reales. Les hablan, toman fotos, los entrevistamos y reflejan una realidad diferente. Dicen que no pueden comer, y no pueden darse el lujo de vivir, que sus familiares se están muriendo. ¿Crees que todavía tienes el apoyo de esas personas cuando hablas de estos objetivos económicos?

“Yo creo que la gran mayoría del país quiere la recuperación económica, la estabilidad económica. La gran mayoría del país, dicen las encuestas, tiene gran conciencia de la guerra económica que nos han hecho al país. Hoy por hoy, te digo Ian hay más conciencia por las sanciones económicas que abiertamente esgrime el presidente Donald Trump contra Venezuela. Las sanciones a la empresa petrolera PDVSA, la expropiación de nuestra empresa petrolera en los Estados Unidos, Citgo, la persecución al comercio. Fíjate tú lo que está sucediendo Ian. Más allá de una frase hecha o no, de si tenemos el apoyo la mayoría, o no lo hemos tenido o si lo tenemos, más allá de responderte ese parte puntual de tu pregunta que te la voy a responder. Hay una gran conciencia en el país del daño que le hacen las sanciones, la persecución económica financiera que el gobierno de Estados Unidos ha arremetido contra Venezuela. Se hace presión para que en Venezuela no vengan los barcos que traen las medicinas, para tratar de detener nuestras compras de alimentos, de materia prima, presión directamente de la Casa Blanca para que ninguna cuenta bancaria nuestra funcione. Y si yo voy a comprar, por ejemplo, trigo o voy a comprar maíz necesario para el funcionamiento de la economía y para satisfacer a nuestro pueblo, sencillamente nos congelan las cuentas. Nos han congelado miles de millones de dólares, miles de millones de dólares para comprar medicinas, alimentos. Pero Venezuela está echando adelante. Tengo la seguridad, no solamente perceptiva, sino la seguridad que hemos vivido durante 20 años donde nosotros hemos ganado 23 elecciones Ian, en todas las temporadas que hemos jugado. Pudiéramos decir que hemos jugado hemos ganado 23 campeonatos de 25 con distintas diferencias de márgenes.

“Si hoy por hoy te digo se hicieran elecciones en Venezuela cómo se ha planteado para la Asamblea Nacional, el parlamento. Las fuerzas bolivarianas de la seguridad tendríamos el voto mayoritario del pueblo. porque hay un pueblo que verdaderamente, bueno, padeces luchas se sacrificas pero tiene conciencia que nadie le ha quitado la conciencia”

P: Con el actual enfrentamiento diplomático y político en el país. ¿Está diciendo que estaría preparado para convocar una elección y que estaría seguro de su resultado?

“Las fuerzas bolivarianas tenemos un sustento real, hemos pasado por todas las pruebas. Nosotros tenemos en el partido socialista unido de Venezuela 6 millones 500.000 militantes. Tenemos una fuerza movilizada. Fíjate Ian, así no nos muestren en los medios de comunicación estadounidenses todos los días, en Venezuela hay grandes movilizaciones populares de apoyo a la revolución. Tenemos una fuerza, tenemos experiencia electoral, tenemos una maquinaria electoral y hay un pueblo con conciencia y la agresión, la agresión que hemos vivido del presidente Trump ha elevado esa conciencia, ha elevado el nacionalismo, ha elevado al patriotismo a niveles muy superiores de lo que hemos vivido estos 20 años. Se llevaría una gran sorpresa en un proceso electoral en Venezuela. Las fuerzas que creen que pueden ganar unas elecciones a nosotros se llevarían una gran sorpresa. Se ha levantado una ola de conciencia nacionalista patriótica gracias a la agresión.

P: ¿Qué te impide llamar a una elección? Pareces muy seguro de que puedes ganar

“Bueno yo planteé las elecciones adelantadas al Parlamento. Estoy esperando que se establezca una mesa de diálogo con la oposición. La iniciativa del mecanismo de Montevideo donde está México, Uruguay, Bolivia y los 14 gobiernos del Caribe, nos convoquen a una reunión para poner sobre la mesa una fecha y se den elecciones adelantadas al Parlamento como primer paso para que por la vía electoral vayamos dirimiendo estos asuntos. Nnosotros, entre venezolanos, sin intervención de ningún gobierno extranjero,

P: Elecciones presidenciales. ¿Estarías preparado para hacer esa apuesta?

“Las elecciones presidenciales ya se hicieron en Venezuela de acuerdo a la Constitución, son cada seis años. Las elecciones tienen que ser en el 2018 por propuesta, Ian, de la oposición, se adelantó la fecha. En República Dominicana tuvimos negociaciones y allí nosotros aceptamos la propuesta de la oposición porque las elecciones tenían que ser en noviembre o diciembre y la oposición dijo no, elecciones ya. Y nosotros aceptamos que se hagan en el primer cuatrimestre y cuando íbamos a firmar el documento adelantó elecciones se fueron, negaron su palabra, negaron su firma y luego las elecciones se extendieron hasta el 20 de mayo, la elección presidencial se realizó de acuerdo a la Constitución, a las instituciones. Así que esta política de cambio de régimen que Donald Trump quiere imponer en América Latina no tiene asidero legal en nuestro país, constitucional, ni asidero en el derecho internacional. Sencillamente la única institución, Ian, que no sea relegitimar. En el transcurso de estos años es el Parlamento. Y creo que ya pudiéramos dirigir una buena opción para que democráticamente libre, el pueblo venezolano se exprese.

P: Entonces, ¿cuál es su estrategia para intentar romper el punto muerto con el Sr. Guaidó? Es un país con dos centros de poder rivales. Uno tiene el impulso en términos de apoyo internacional. Usted tiene un impulso interno, esto podría extenderse una y otra vez y, sin duda, afectaría a la economía venezolana y a las personas que defiende. ¿Cuáles son tus tácticas en las próximas semanas y meses?

“La estrategia es el trabajo por el país, gobernar el país, la estrategia es la paz. Libremente todo el mundo se expresa cuando quieran, movilizarse, marchar, expresarse, lo hagan. La estrategia es la justicia, que sea la justicia que tome en sus manos estos casos de insubordinación a la Constitución, estos casos de violación de la Constitución. La estrategia del respeto, lograr el respeto por parte del mundo a nuestro país. Esa es la estrategia. La estrategia es avanzar en la recuperación económica. Esa es la estrategia. Ahora, nosotros durante 20 años hemos pasado muchas coyunturas, te digo, yo he podido vivirlas todas. Soy joven aún, tengo apenas 56 años y he podido vivir todas las coyunturas, todas, desde que yo fui diputado electo, todo lo que yo he tenido, y todo lo que nosotros tenemos lo hemos obtenido por el voto popular. Debe decirse bastante, porque dicen que yo he sido un dictador pero yo desde que me conozco pues desde el año 99, 2000, me eligieron diputado por el voto en los barrios donde yo trabajaba. Luego me eligieron constituyente a la Asamblea Constituyente que elaboró esta Constitución que fue aprobada por el voto popular. Luego me eligieron diputado y fui presidente del Parlamento venezolano. Bueno luego fui canciller del gobierno legítimo y popular del comandante Chávez, vicepresidente de la República y luego fui presidente electo por el voto popular en el 2013 y reelecto en el 2018. Así que nosotros creemos que el camino es electoral, el camino es el no intervencionismo, yo le diría al público que nos escucha a la gente que nos escucha. El camino es decirle a Donald Trump saca tus manos de Venezuela. Si Donald Trump, mañana decidiera no meterse más en los asuntos de Venezuela, Venezuela brillaría, Venezuela se recuperaría de manera acelerada, Venezuela encontraría soluciones en el diálogo político; pero la mano infectada de Donald Trump daña a Venezuela. Nos han fabricado una crisis y el grupo extremista que lo acompaña a Trump. Imagínate tú, John Bolton, Eliott Abrams. El grupo de extremistas que lo rodea. Lo ha metido por un callejón sin salida. Y le hace daño a Venezuela. Yo les digo desde aquí fuera tus manos de Venezuela Donald Trump y Venezuela reverdecerá, conseguirá su propio camino entre nosotros mismos.

P: Y sin embargo, sus críticos dicen que los problemas de Venezuela tienen raíces que preceden a la administración de Donald Trump por muchos años, que esto ha sido un declive gradual desde la muerte del petróleo, que creo que sus críticos también dicen que es fácil culpar a las fuerzas externas. ¿No te responsabilizas políticamente, económicamente por la situación actual o te arrepientes? ¿Habrías hecho algunas cosas de manera diferente?

“Me lamento mucho y tengo toda la responsabilidad de las cosas que no funcionan en el país. Tengo la máxima responsabilidad por ser el presidente de la República, tengo la máxima responsabilidad del declive de PDVSA, la industria petrolera. Es mi responsabilidad. He tomado, como ustedes saben, en los últimos meses algunas medidas radicales de apresar a directivos de PDVSA, de cazarlos a través de la justicia, de castigar a alguno, pero sin lugar a dudas la recuperación de PDVSA ha costado esfuerzo, tiempo, y ahora se dificulta aún más por las medidas de persecución y de bloqueo del gobierno de los Estados Unidos. Es mi responsabilidad, así es lo asumo plenamente, haber colocado gente que violó la confianza y que hundió a la empresa. Ahora también, en mi responsabilidad de no haber iniciado una política de recuperación acelerada del proceso productivo nacional, no haberlo logrado porque las políticas se han echado a andar, pero muchas veces nos llevan la velocidad a la necesidad de los cambios que necesita el país. Es verdad que hemos avanzado en lo que es la protección social. Ian, nosotros protegemos 6 millones de familias, el 80 por ciento de las familias venezolanas, 6 millones, le llevamos el mercado a su casa, le vendemos un mercado subsidiado a los 6 millones. En algunos casos, dos veces por mes. Es un sistema de protección, y esas 6 millones de familias las protegemos con bonos especiales, llamados hogares de la patria, la familia y con bonos extraordinarios protegemos el alimento, el ingreso. Pero bueno, eso ha servido como paliativo. No ha sido la solución definitiva. Yo espero, asumiendo mi responsabilidad por los errores que se han cometido, por las deficiencias que hay, espero que, con el programa de recuperación económica, crecimiento y prosperidad. El 2019 sea un año de despegue verdadero de aceleración de la recuperación económica propia.

P: ¿Temes por tu futuro político dada la presión internacional sobre ti personalmente?

“Temor no tengo, no me veo como centro de nada, no tengo ego, no soy egocentrista, no soy un vanidoso, no soy un ambicioso, no soy un magnate, no estoy aquí para hacer negocios y hacer rico a una empresa o a varias empresas, no tengo esos antivalores. Yo estoy, aquí cumpliendo con una misión que me dejó el Comandante Chávez y que el pueblo me ha dado y lo hago con la mayor honestidad, con la mayor sinceridad y el mayor compromiso patrio, mayor compromiso revolucionario. Así que no temo por mí, nunca temo por mí, ni cuando me pusieron la bomba con el dron y explotó, no sentí el mínimo de temor. Estoy preocupado pero por el destino de la patria, el destino de nuestro pueblo, el destino de nuestros niños y niñas, el destino y eso me hace llenarme de una energía en la mañana, en la madrugada, en la tarde. Todos los días, de los 365 días del año. Yo estoy lleno de una angustia vital. De una fuerza del destino de la patria porque no es Nicolás Maduro es un hombre yo soy circunstancial. Es un proyecto de país. Nosotros cumplimos ahora 200 años de un discurso histórico fundacional del Libertador Simón Bolívar se llamó el “Discurso de Angostura”, donde él fundó a Colombia la Grande, todos lo que hoy formamos Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, éramos una sola nación_ Colombia le dijo el Libertador. Son 200 años de una lucha larga y todos nosotros, los que hemos estado en la primera línea, el comandante Hugo Chávez nuestro padre, el Libertador Simón Bolívar hace 200 años, y modestamente hoy yo, este obrero que está aquí, que soy un obrero, me siento profundamente hombre del pueblo. Somos circunstanciales. Lo que importa es el destino de la patria y ojalá todo lo que hacemos y todo lo que yo hago en lo personal, en lo político, sirva para echar bases sólidas para que el país sea una nación de paz, para que el país tome el camino de la prosperidad, de la recuperación y para que el país afiance su independencia nacional, su orgullo nacional, ojalá el esfuerzo que todos los días hacemos”

P: Describe una situación en la que ningún individuo es más grande que el país. Con esa lógica, ¿alguna vez consideraría para el bien mayor de Venezuela, como parte de una solución política y diplomática, renunciar al poder antes de las próximas elecciones?

“Yo tengo un mandato, aquí el asunto no es un hombre, mi mandato es gobernar y el mandato es democrático, libre, en libres comicios. En una democracia ejemplar este conflicto viene de muy lejos déjame decirte, por lo menos 200 años del conflicto, entre la doctrina Monroe, que hoy enarbola Donald Trump.

“Que ha pretendido dominar y gobernar todo el continente, solamente Ian, revisemos el siglo XX latinoamericano. ¿Cuántas invasiones cuántos golpes de Estado? Guatemala 1954, Jacobo Árbenz lo sacaron a golpe de Estado, invasión estadounidense. Cincuenta años después dijeron que era un error, que Jacobo Árbenz no era comunista y que lo sacaron. 1964 Brasil, Joao Goulart, 50 años después de que lo derrocan, con participación de la embajada estadounidense, el gobierno de Estados Unidos, el Departamento de Estado pide perdón al pueblo de Brasil porque fue un error Goulart no era comunista. 1973, Richard Nixon y Kissinger hacen crujir la economía chilena. Y derrocan y matan al presidente Salvador Allende. Al pasar del tiempo imponen la peor dictadura que haya conocido América Latina, Augusto Pinochet. Este es un conflicto histórico entre América Latina, que busca su propio camino, su propio modelo, su propia independencia, y una élite que gobierna Washington y pretenden vernos como su patio trasero. La lucha mía, como revolucionario, como líder, como presidente y la lucha de nuestro pueblo, es porque prevalezca nuestro derecho a tener nuestro propio modelo político, económico, social, por la vía democrática, por la vía constitucional. La verdadera batalla que tenemos hoy”

P: ¿Está preparado para ponerse en contacto con la administración de los Estados Unidos? Acaba de hablar con firmeza contra ellos y sus objetivos, pero ¿estaría preparado para invitarlos a la mesa en Venezuela? Tal vez el Sr. Abrams u otro representante, o ¿tener un intermediario para intentar arreglar este enfrentamiento?

“Tú eres de Associated Press. Necesitas una primicia, bueno te puedo decir que con el señor Eliott Abrams hemos hecho dos reuniones ya en Nueva York. Nuestro canciller se reunió dos veces con Eliott Abrams. La primera, dos horas y la segunda tres horas. Hace unos días atrás yo invité a Abrams a que venga a Venezuela en privado, en público, en secreto, o si quiere reunirse. Que él diga cuándo dónde cómo y yo voy. Yo sé que lo harán. No es muy querido en la sociedad estadounidense. Yo sé que él representa lo que es el intervencionismo, el armamentismo, que estuvo preso por dos años, que lo sacaron no sé de dónde el gobierno de Donald Trump y lo puso, bueno, lo pusieron al frente de esa misión. Vamos a hablar; pero también te puedo decir nosotros tenemos relaciones permanentes con el encargado de negocios que quedó de manera especial, James Story, en Caracas. Estamos negociando la apertura de oficinas, de intereses de Estados Unidos en Venezuela y de oficina de intereses de Venezuela en Washington. Ojalá eso termine bien. Yo quiero que se establezcan oficinas de interés, yo quiero relaciones de respeto. Te digo más Ian, allá con el presidente Donald Trump hemos tenido intercambios indirectos a través de personas que han llevado mensajes a él y me han traído mensajes a mí. Todo esto lo estoy revelando por primera vez; pero cada vez que yo en privado o en público planteo, que tengamos una relación Trump-Maduro de diálogo, de conversación, de comunicación de respeto, y nos entendamos en Washington califican que Maduro está quebrado, que Maduro está débil, que Maduro está echando pa’ tras, que Maduro se quiere salvar. Cuando yo digo que creo en el diálogo, en la palabra, ellos malinterpretan y ven debilidades donde no hay. Cuando yo digo que quiero hablar con Trump, cara a cara, y sé que nos podemos entender, lo digo desde la fortaleza de un revolucionario que viene de todas las batallas y que es capaz de todo por su patria; así que esos son los problemas que hay que cuando uno dice sí a la palabra, sí al diálogo, sí a la paz. Allá califican y malinterpretan lo que es la condición política. Realmente nosotros, yo quisiera tener relaciones de respeto con el gobierno de los Estados Unidos. Yo creo que el siglo XXI no puede ser el siglo de las cañoneras, de las invasiones militares, de los golpes de Estado. No puede ser el siglo del intervencionismo, ni golpismo, ni intervencionismo, ni invasiones, ni la guerra. ¿Tú te imaginas una guerra en Venezuela, una invasión de Estados Unidos a Venezuela como ha dicho Donald Trump? ¿Tú te imaginas los soldados, los marines entrando a Venezuela? ¿Tú te imaginas a los soldados bolivarianos combatiendo? ¿Tú te imaginas el desastre y cómo se llenaría de sangre sus manos para cinco generaciones? Todas sus generaciones serían recordadas por la sangre que vertieran aquí. ¿Tú te imaginas eso? Yo no quiero que eso sea, yo quiero que haya otro tipo de relación y ojalá, ojalá algún día se logre”.

P: ¿Podría compartir el tono o los detalles del último mensaje de Donald Trump para usted? ¿Y cuándo le devolverás uno? ¿Y bajo qué circunstancias? ¿Qué propondrías luego?

“Indirectas de personas por iniciativa propia. Cuando yo fui a Nueva York en septiembre, él declaró por su cuenta, yo venía volando Caracas-Nueva York y nos enteramos por las redes sociales que acaba de declarar que era posible una reunión con Maduro, porque se estaba funcionando esa vía. Hubiera sido muy bueno, una reunión con Maduro. Quizás él escuchara de primera mano la realidad de Venezuela. Porque a él lo tienen engañado y estoy seguro. Todas las fuentes de inteligencia, los informes. Toda la gente que le calienta la oreja, se la calienta con manipulaciones, mentiras, azuzando y tocando los tambores de la guerra. Ah, porque no son ellos y sus hijos los que van para la guerra, sino son los hijos de los obreros, los trabajadores, de la gente humilde de Estados Unidos, ¿verdad? Hubiera sido buena esa reunión. Y yo no cierro la puerta nunca. Ojalá con la bendición de Dios se realizara un milagro de recomponer las relaciones y los Estados Unidos dejaran de intervenir en los asuntos internos Venezuela. Venezuela sería un paraíso si Donald Trump sacara sus manos de nuestro país

P: ¿Y qué sucede entonces con Juan Guaidó, quien actualmente, públicamente al menos, cuenta con el apoyo de los Estados Unidos y tantos otros países? ¿Dónde ves su destino? Usted ha dicho que ha violado la Constitución. Sin embargo, no ha sido arrestado. Los fiscales no han ido a buscarlo ¿Cómo ve el desarrollo de su carrera política en las próximas semanas?

“Bueno no tengo ese poder, de poder ver el futuro, lo que yo sí creo es que es un instrumento circunstancial, que lo puso la embajada de Estados Unidos, si escucharas como se refieren los miembros del Departamento de Estado a Juan Guaidó casi que se refieren como un agente de los Estados Unidos en Venezuela, es lamentable. Él ha violado la Constitución, varias leyes, él es mayor de edad y sabe las responsabilidades judiciales que tiene. En Venezuela hay un Poder Judicial, Ministerio Público y una fiscalía. Hay que respetar la legalidad interna. Esperemos a ver los resultados. En todo caso yo creo que el proceso político nos va a dejar grandes enseñanzas. Hace 17 años, en abril del año 2002 se dio un golpe de Estado en Venezuela, lo apoyó, lo promocionó y lo reconoció, George Bush, George W. Bush, el 11 de abril, 12 de abril del año 2012 fue capturado el comandante Chávez, secuestrado, lo iban a asesinar. Y el primer gobierno del mundo que reconoció al autoproclamado presidente de entonces, Pedro Carmona Estanga fue los Estados Unidos de Norteamérica. Lo que pasa es que el golpe sufrió un contragolpe, una insurrección cívico-militar nacional pacífica que devolvió al Comandante Chávez a la Constitución, a la vigencia del poder. ¿Qé pasó entonces con Pedro Carmona Estanga? El olvido. Fue un instrumento circunstancial, el olvido, el exilio qué pasará con este señor, no sé, esperemos en todo caso. Él tiene altas responsabilidades. En crímenes y delitos que ya está cometiendo de manera continuada.

P: ¿Alguna vez consideraría como parte de una reconciliación nacional, discusiones directas con él y alguna forma impensable de poder compartido para poner los intereses del país en primer lugar?

“Yo creo en el diálogo nacional con la inclusión de todo, ya lo hemos tenido varias veces en varias oportunidades. En abril 2014 en medio de la violencia y las guarimbas insurreccionales de entonces yo aquí en el palacio presidencial vi un proceso de diálogo con toda la oposición. Vinieron todos los líderes en noviembre, a octubre, noviembre, diciembre 2016 también noviembre diciembre 2017, enero, febrero 2018. Hemos tenido varias rondas.

“Hemos tenido experiencia. Yo estoy preparado para un diálogo donde estén todos los partidos políticos de la oposición, todos los líderes de la oposición, todos los jefes políticos y que ellos incluyan en sus delegaciones a los que ellos quieren incluir. Ojalá prospere el diálogo, ojalá prospere el diálogo y no sigan sonando los tambores de invasión, los tambores de guerra. Aquí hay un dilema, una dicotomía, es resolver o se impone el diálogo, la diplomacia, el entendimiento y los acuerdos y la paz, o llegan los marines y se impone la guerra. Cuál de las dos cosas queremos. Es muy fácil responder el diálogo y la paz y por el diálogo y la paz yo estoy dispuesto a hacer todos los sacrificios que sean necesarios”.

P: Si está buscando reducir las tensiones en el país, ¿por qué no permite que entre la ayuda humanitaria que se encuentra actualmente en la frontera con Colombia? Le he oído decir que este es un caballo de Troya y que esta es una campaña para socavarle. Pero es un símbolo tan poderoso para el resto del mundo cuando ven imágenes de personas hambrientas que necesitan medicamentos, y hay medicamentos y alimentos varados en la frontera. ¿A qué temes dejar entrar esa comida?

“Yo no le temo, sencillamente la denuncio como una campaña política, parcializada, como parte de una guerra mediática. Venezuela no es un país de mendigos. Así lo dijo que Donald Trump quiere ayudar a Venezuela ¿por qué no ayuda a los 40 millones de pobres que hay en Estados Unidos? Los 40 millones de hambrientos que hay en Estados Unidos, ¿por qué no ayuda a Puerto Rico que la abandonó y fue a lanzarle papel higiénico? ¿Por qué no ayuda de verdad a su propio pueblo, a los que no tienen casas, a los que mueren de frío congelados? Donald Trump ayudando al mundo ¿tú te lo imaginas? No, es una campaña mediática, política, para humillar a los venezolanos. Venezuela tiene que resolver sus problemas a través del trabajo, de la producción. Fíjense, fíjate, todos estos números nos han congelado 30.000 millones de dólares nos los han secuestrado. Es dinero de Venezuela en activos y en cuentas en el exterior y nos ofrecen 20 millones de ayuda humanitaria. Es desproporcionado, para eso desnuda. Sencillamente esta operación Venezuela recibe”.

“Te lo digo también como primicia, Venezuela recibe permanentemente ayuda humanitaria, asistencia técnica humanitaria de la ONU y cada vez vamos a recibir más apoyo para garantizar las medicinas, los alimentos del país. Pero en un plan no politizado, en un plan que no es un show. En un plan que está sostenido sobre la base de que Venezuela paga sus alimentos, paga su materia prima, paga sus medicinas. Estados Unidos nos persigue, por ejemplo, una cuenta en Euroclear de 1.400 millones de dólares. Teníamos listo un lote grande de medicinas para satisfacer el país durante un año y un lote grande de materias primas para alimentos. Nos congelaron la cuenta, se cancelaron los contratos y ya está secuestrado el dinero, nos ahorcan, nos roban el dinero y después dice: agarren aquí estas migajas y hacer un show mundial. Venezuela, con dignidad dice: no al show mundial. Quien quiera ayudar a Venezuela bienvenido, pero estamos en capacidad de pagar todo lo que necesitemos, no somos mendigos de nadie.

P: ¿Cuáles serían sus órdenes el día en que se comience a traer esa ayuda? ¿Ordenarás a los militares que lo detengan? ¿Podría esta situación escalar? ¿Vale la pena por la comida y la medicina?

“No bueno, muy sencillo cualquier importación o cualquier producto que tengan que entrar al país tiene que cumplir las normas. Cualquier avión, barco o cualquier camión que trae cajas de productos que cumple las normas pedir los permisos sanitarios, es otra cosa que en la frontera de Colombia pusieron una comida podrida, contaminada, cancerígena. Hay un poco de gente intoxicada. Además de lo que te dije; pero cualquier camión que quiere entrar, cualquier barco normalmente tiene que solicitar sus permisos legales y llegaría a puertos, aeropuertos, aduanas terrestres con los permisos legales. El que no solicite eso sencillamente no puede entrar al país de manera pacífica y legal no quieren.

Al show no le llames ayuda humanitaria. Yo creo que es bueno poner las cosas en su lugar. Eso no es ayuda humanitaria. Esos son las migajas del show, del gobierno de Estados Unidos para humillar a Venezuela.

“Migajas de un chorro no ayudan humanamente a nadie y dañan a todo el que se pueda involucrar en esas pretendidas ayudas

P: Hablemos un poco sobre cómo financiarías la recuperación económica de tu país. Suena complicado dadas las sanciones actuales, especialmente en el petróleo. Sin embargo, ha tenido un representante en la India discutiendo nuevos mercados. ¿Podría decirnos cómo Venezuela podría vender su petróleo y si Asia es específicamente el destino que desea?

“En lo fundamental Asia sería el destino. Nosotros tenemos muchos años ya construyendo la ruta hacia una ruta exitosa y la ruta de Asia nos exige cada vez más volúmenes y cantidades de petróleo. Nosotros quisiéramos, sería nuestro deseo producir petróleo con empresas estadounidenses en Venezuela, hemos hecho negociaciones con múltiples empresas de Estados Unidos y tienen las puertas abiertas en Venezuela. Lo que pasa es que la secretaria del Tesoro, la OFAC y John Bolton los llaman y les prohíben venir a invertir y a producir petróleo en Venezuela. Es eso libertad de comercio, eso es libertad de empresa. Yo invito a las empresas petroleras a venir a producir y quisiera, Ian, vender mucho más petróleo del que vendíamos a Estados Unidos. Eso sí, que nos los paguen. Porque ahora pretendían que salieran los barcos petroleros hacia Estados Unidos y no nos iban a pagar. O sea, que les regalamos el petróleo, robarnos el petróleo. ¿Hasta dónde va a llegar la administración Trump en su locura? En su locura contra un país noble, pacífico, que quiere desarrollarse tranquilamente como Venezuela. Así que el mercado natural es Asia, hacia el mercado natural de Estados Unidos, nosotros mantenemos la puerta abierta para la inversión, para la producción y comercialización junto a empresas estadounidenses.

P: ¿Qué pasa con el papel de Rusia? ¿Quieres ver un apoyo más enfático o algunas medidas concretas? ¿Cuál es actualmente la conversación entre usted y la administración de Vladimir Putin sobre el camino político hacia adelante?

Con Rusia mantenemos relaciones permanentes, diarias, con el presidente Putin. Buenas conversaciones, con el canciller (Serguei) Lavrov, con la Comisión Mixta. Tenemos una Comisión Mixta de Alto Nivel que preside un vicepresidente en Rusia y un vicepresidente nuestro en Venezuela. Tenemos un mapa de cooperación integral. Por ejemplo, de Rusia viene todo el trigo que Venezuela necesita para su normal desenvolvimiento, con Rusia tenemos una alianza militar poderosa para lo que es el sistema de armas defensivas del país, todo el sistema de armas defensivas del país en buena parte, desde que se decretó un bloqueo de hace años, cuando George Bush, de armas a Venezuela desde Estados Unidos, las hemos adquirido y se adquirieron en su momento en Rusia. Tenemos una buena relación en cuanto a inversión en petróleo, en gas, en petroquímica y una nueva inversión que va a llegar para el desarrollo del oro, es lo que te digo: Si con Rusia, que es una superpotencia, podemos tener buenas relaciones de respeto, de igualdad, de ganar-ganar; Sí con China, que una superpotencia, la primera potencia económica del siglo XXI, podemos tener relaciones de respeto, de igualdad, de beneficio mutuo. ¿Por qué Estados Unidos quiere anteponerse a América Latina y vernos como patio trasero? ¿Por qué no es posible una relación de respeto en términos de igualdad? Que los inversionistas actúen libremente en Venezuela, en Estados Unidos. ¿Por qué la cohesión económica? ¿La coerción económica? ¿Por qué la persecución económica? Es lo que tenemos que preguntarnos. Este conflicto de Venezuela yo lo veo como un conflicto por Venezuela y por la humanidad. Aquí Ian, estamos hablando ahora en febrero 2019 y lo recordarás por mucho tiempo. En Venezuela se está decidiendo el destino del derecho internacional para los próximos años. Es casi como una tercera guerra mundial que la vamos a decidir en paz. En Venezuela se está decidiendo el futuro de las relaciones pacíficas en el continente y en el mundo. El mundo debe entender que cómo se resuelve el tema venezolano será el resto de las relaciones del siglo XXI de América Latina con los Estados Unidos.

“Es muy importante el conflicto que está en pleno desarrollo y nosotros apostamos a la paz, a la diplomacia, al diálogo, a la superación _ a través de la palabra _ de los problemas”.

P: ¿Espera que Rusia aumente su influencia financiera y política en Venezuela durante esta fase? Debido a que otra forma de verlo es que nos estamos acercando a un enfrentamiento que se relaciona con las proporciones históricas de la Guerra Fría de los Estados Unidos que apoyan a un lado y Rusia a otro. ¿Ves un riesgo allí también?

“Ya una nueva guerra fría se impuso los criterios que esgrime el presidente Trump, los criterios de este extremista loco, llamado John Bolton, los criterios de todo ese equipo que ellos llaman el equipo Venezuela. Sson criterios de la Guerra Fría, inclusive todos los asesores de Trump vienen de la Guerra Fría, de los años 70, 80. Tienen el mismo esquema estratégico, el mismo esquema mental. Ellos dicen mil cosas de Venezuela que todas son falsas y se las creen, se las creen. Ahora nosotros vamos a seguir teniendo buenas relaciones con Rusia, con China, con India, con Turquía, con Bielorrusia, con Irán, con los países de Europa que tienen, nosotros tenemos aquí una migración grandísima de Europa, más de un millón de migrantes entre españoles, italianos, portugueses. Tenemos una migración de más de un millón de árabes, entre sirios, libaneses palestinos, tenemos más de 5 millones 800.000 colombianos. Nosotros vamos a seguir abiertos al mundo en el trabajo y espero que. en algún punto del camino, más temprano que tarde, por la vía pacífica, por la vía civilizada y diplomática con el apoyo de la opinión pública estadounidense, Venezuela y Estados Unidos nos podamos entender respetando nuestra independencia, nuestra soberanía, nuestro orgullo nacional, nuestra dignidad a terminar tan rápido.

“Bueno gracias. Muy bien gracias. Gracias”.