LILLE, Francia (AP) — Por décima vez en la historia y por primera en 16 años, Francia conquistó la Copa Davis, al concretar el domingo una victoria de 3-2 sobre Bélgica en la serie final.

Lucas Pouille aplastó 6-3, 6-1, 6-0 a Steve Darcis en el encuentro definitivo, para que Francia conjurara una mala racha en finales de este certamen. Había perdido tres en forma consecutiva.

“No hacen falta palabras”, comentó Pouille, quien por primera vez en su carrera jugó el encuentro decisivo de una serie de la Copa Davis. “Simplemente hay que mirar el ambiente y la emoción. De verdad queríamos este trofeo y finalmente lo tenemos, después de 16 años”.

Pouille había perdido sus dos duelos previos en la Davis, incluido el primero de individuales que disputó en esta serie, el viernes ante David Goffin. En cambio, tomó el control desde el comienzo frente a Darcis y no enfrentó un solo break point.

“Lo siento por quienes me habían dado por muerto el viernes”, recalcó Pouille. “Yo quería destruir todo lo que hubiera en la pista”.

Francia se unió a Gran Bretaña en el tercer puesto entre los países con más títulos de este certamen. Estados Unidos es el máximo ganador con 32 cetros, seguido por Australia con 28.

Argentina se había coronado en 2016. El último cetro de Francia se remontaba a 2001, antes de perder la final en 2002, 2010 y 2014.

Más temprano, Goffin dio esperanza a Bélgica e hizo necesario el encuentro definitivo, al imponerse 7-6 (5), 6-3, 6-2 sobre Jo-Wilfried Tsonga.

Goffin, quien ganó también su otro duelo de individuales sin perder un solo set, ofreció una estupenda actuación para derrotar a la primera raqueta de Francia. Desafortunadamente para su causa, sus victorias fueron las únicas de Bélgica en la final disputada en la ciudad francesa de Lille.

Nacido cerca de esta localidad, Pouille recurrió a sus poderosos golpes a ras de cancha para desestabilizar a Darcis, quien ostentaba una foja perfecta de 5-0 en duelos decisivos de series de este certamen.

El domingo, simplemente no encontró la fórmula, y pasó apuros durante toda la noche.

Pouille capitalizó los errores de su rival en el primer set. Convirtió su primer punto para rompimiento en el segundo game y se llevó el parcial perdiendo sólo ocho puntos con su saque.

En el comienzo de la segunda manga, Darcis volvió a ver roto su servicio en dos ocasiones. El francés ganó después 12 games seguidos para llevarse el encuentro.