MARSELLA, Francia (AP) — Trabajadores de la gran empresa minorista Carrefour iniciaron protestas en los hipermercados a través de Francia contra el recorte de empleos.

En Aix-en-Provence, en el sur del país, los trabajadores marcharon por los pasillos portando banderas rojas mientras los clientes efectuaban sus compras. Los sindicatos han programado varias protestas alrededor del país.

Carrefour, la cadena minorista más grande de Europa, anunció el mes pasado que invertirá 2.800 millones de euros (3.400 millones de dólares) en los próximos cinco años en las compras online y eliminará 2.4400 empleos.

El director general Alexandre Bompard quiere más inversiones en el comercio electrónico para competir con Amazon.

La eliminación de empleos se realizará mediante retiros voluntarios bajo una nueva ley que impulsa el gobierno del presidente Emmanuel Macron para estimular el crecimiento al facilitar a las empresas la contratación y despido de trabajadores.