ATLANTIC CITY, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Varias exganadoras del concurso Miss América y ejecutivos estatales del concurso están divididos sobre el liderazgo y el rumbo de la organización, que fue sacudida en 2017 por un escándalo de correos electrónicos que desencadenó la renuncia de sus directivos principales.

Los representantes de 22 concursos estatales firmaron una petición en la que exigen la renuncia de la nueva directiva de Miss América, entre ellas la presidenta de la junta directiva Gretchen Carlson y la presidenta y directora general Regina Hopper, según la edición sabatina del periódico The Press of Atlantic City.

Sin embargo, en una carta dirigida al diario, 30 exganadoras del concurso manifestaron su "pleno apoyo" a Carlson, Miss América 1989, así como a quienes integran la junta, alegando que "trabajan y han trabajado en forma incansable para el avance de nuestro programa".

La organización Miss América está tratando de reagruparse después del escándalo en diciembre, cuando salieron a la luz correos electrónicos que mostraban que el director general Sam Haskell y otros se mofaban de la inteligencia, apariencia y vidas sexuales de las ganadoras. Haskel renuncio el 23 de diciembre y varios miembros de la junta directiva hicieron lo mismo después.

Debido a la reestructuración, las tres máximas posiciones de la organización fueron ocupadas por mujeres y las nuevas líderes han emprendido cambios. La competición de traje de baño fue eliminada y en el segmento de vestimenta de noche las participantes podrán lucir la ropa que prefieran, no solo un vestido para esa ocasión. El concurso mantendrá la porción de talento.

En su petición, los representantes estatales del concurso dieron un voto de censura contra el consejo de administración de la organización Miss América. Citaron falta de transparencia y cumplimiento de prácticas ejemplares, según The Press.

"Como miembros dedicados de nuestro estado y comunidades locales que sostienen nuestra reputación, apoyo financiero y esfuerzos voluntarios para facilitar la misión larga y poderosa de la OMA de empoderar a las mujeres para que se levanten y hablen, nos encontramos en la necesidad de utilizar nuestras propias voces de liderazgo a fin de manifestar nuestro profundo descontento sobre lo que, en nuestra consideración, constituye el fallido consejo de administración de la OMA", según la petición.

Las ex Miss América dijeron el sábado en su carta que "confiamos en que las voces de nuestra mayoría puedan ser y serán escuchadas".

Hopper dijo el viernes a The Press que "siembre hay quienes disienten con o encuentran difícil aceptar los cambios". Dijo que la organización acoge "a quienes quieren avanzar y ser parte de un programa revitalizado dedicado a proveer becas y oportunidades a todas las mujeres jóvenes".

Suzette Charles, Miss América 1984, dijo que "las cosas han comenzado a desenredarse" en la organización.

"Hay mucho disgusto con la dirección" de Carlson, afirmó. "Creemos que ella consideraría este programa con respeto y mantendría viva esta tradición".

La transmisión nacional televisada de Miss América está programada para el 9 de septiembre por la cadena ABC.