EL CAIRO (AP) — El presidente egipcio dijo el miércoles que su país "anotó un gol" al firmar un acuerdo por 15.000 millones de dólares con una empresa israelí proveedora de gas natural que ayudará a transformar a Egipto en un centro energético regional.

En declaraciones televisadas, Abdel-Fatah el-Sissi dijo que el proyecto, que generó controversia en medios sociales, "tiene muchas ventajas" para los egipcios. El gobierno egipcio no estuvo involucrado directamente en el acuerdo, pero "proveyó varias cosas... para lograrlo", aseguró. "Al tomar esta decisión, anotamos un gran gol".

La firma Delek Drilling y su socio estadounidense Noble Energy firmaron un acuerdo el lunes para vender un total de 64.000 millones de metros cúbicos de gas a lo largo de 10 años a la compañía egipcia Dolphinus Holdings. El suministro de gas comenzaría el año próximo.

El director general de Delek Drilling, Yossi Abu, dijo que el acuerdo es una "gran noticia" para ambos países.

Dijo que espera que la mayoría del gas sea usado para el mercado interno egipcio, pero expresó que pudiera abrir el camino para una mayor cooperación y ayudar a convertir a Egipto en un eje para el gas israelí.

"Pienso que lo principal es que Egipto se está convirtiendo en un verdadero centro de gas en la región", dijo.

Gary Willingham, vicepresidente de operaciones de Noble Energy, dijo que "estos acuerdos continúan demostrando la fortaleza del mercado regional para nuestro gas natural en el Mediterráneo oriental".

Un reporte del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores en abril del año pasado dijo que Egipto es el único país de la región que pudiera exportar gas natural a Europa independientemente, debido al tamaño de sus reservas y su infraestructura de exportaciones.

Egipto fue el primer país árabe que hizo las paces con Israel, en 1979, pero los acuerdos económicos anteriores han provocado controversia en un país donde la causa palestina goza de gran apoyo popular.