AP NEWS
Related topics

Capturan a narco colombiano pedido en extradición por EEUU

May 6, 2019

BOGOTÁ (AP) — El presidente Iván Duque informó el lunes sobre la captura de un presunto narcotraficante colombiano, pedido en extradición por Estados Unidos, que al parecer trabajaba para el cartel mexicano de Sinaloa y “quería colarse” a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) como guerrillero de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Duque, acompañado por su cúpula militar, señaló desde la casa presidencial que al detener a alias “Olindillo”, de 40 años, “hemos dado con uno de los narcotraficantes más peligrosos del país y esperamos su pronta condena y su pronta extradición”.

La JEP, a la que “Olindillo” pretendía integrarse según el mandatario, está vigente desde 2017 y fue creada tras la firma del acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno y los rebeldes como un mecanismo de justicia transicional para investigar y juzgar a quienes hayan participado en el conflicto armado interno de Colombia. Además busca satisfacer los derechos de las víctimas, ofrecerles verdad y contribuir a su reparación. Duque aseguró que el presunto narco fue detectado a tiempo y se impidió su ingreso a este grupo.

La policía dijo a The Associated Press que “Olindillo” fue detenido el pasado sábado mientras se movilizaba en un vehículo del servicio público al suroccidente del país, pero apenas hoy se dio a conocer su captura y se presentó ante la fiscalía.

Las autoridades lo tenían en la mira desde 2008 por presuntamente tener laboratorios para el procesamiento de cocaína en las zonas de Tumaco y Mosquera, en el departamento de Nariño.

El director de la policía, general Óscar Atehortúa, dijo que este narcotraficante habría pagado un millón de dólares para ingresar a la JEP como guerrillero, pero no dio más detalles. Sin embargo, sí precisó que “se le acusa de enviar más de diez toneladas de cocaína en lanchas rápidas y sumergibles hacia Centroamérica con destino final Estados Unidos. También habría adquirido propiedades en las ciudades de Jamundí y Cali por más de cinco millones de dólares por la venta ilegal de estupefacientes”.