WASHINGTON (AP) — La reventa de casas cayó 0,6% en junio en Estado Unidos, el tercer declive mensual consecutivo a la vez que los precios altos y la relativa falta de inventario han desalentado a compradores potenciales.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo el lunes que las casas se vendieron el mes pasado a un ritmo anual ajustado por temporada de 5,38 millones. En el último año, la venta de casas ha bajado 2,2%.

Muchos estadounidenses que quieren comprar casas no pueden debido a que los precios están subiendo a un ritmo más o menos al doble que los salarios. La venta de casas básicas de menos de 250.000 dólares ha caído debido al limitado inventario. Aun así, la cantidad de casas en venta subió en junio de modo anual por primera vez desde mediados del 2015, señal de que la escasez del inventario podría estar tocando fondo.

La cantidad de casas en el mercado aumentó apenas 0,5% a 1,95 millones. Pero la leve mejora ocurre a la vez que los precios han subido muy por encima del alcance de muchos estadounidenses. El precio medio de venta en junio aumentó 5,2% en comparación al año pasado a 276.900 dólares.

Pero los altos costos son más pronunciados en el oeste del país, donde el precio medio de venta subió 10,2% en el último año a 417.400 dólares. Las ventas bajaron en el oeste y el sur del país el mes pasado, pero subieron en la región central y el noreste.

Las ventas de casas de menos de 250.000 dólares bajaron a nivel nacional en el último año, señal de que los precios de las viviendas son muy altos para muchas personas. En contraste, las ventas de casas de más de un millón de dólares subieron 7,6% este año.