ESTAMBUL (AP) — El presidente de Turquía dijo el sábado que congelará los bienes de dos funcionarios estadounidenses en represalia por las sanciones aplicadas a los ministros de Justicia e Interior turcos debido a la detención de un pastor estadounidense.

En declaraciones en Ankara, el presidente Recep Tayyip Erdogan dijo que Turquía demostró “paciencia” cuando el Tesoro estadounidense impuso las sanciones el miércoles, pero que ordenó a las autoridades “congelar los bienes de los ministros estadounidenses de justicia e interior en Turquía, si los hay”. No está claro a quiénes afectaría la medida, ya que las funciones en el gabinete son distintas en los dos países y no se sabe si los funcionarios afectados poseen bienes en Turquía.

El ministro del Interior turco Suleyman Soylu y su colega de Justicia Abdulhamit Gul se mofaron de las sanciones al afirmar que no tienen bienes en Estados Unidos, pero el deterioro de las relaciones bilaterales provocó una fuerte devaluación de la lira, la moneda nacional.

Erdogan calificó las sanciones de una “fuerte falta de respeto a Turquía” y acusó a Washington de “hipocresía” al exigir la libertad del pastor evangélico Andrew Craig Brunson, a quien se juzga por presuntos vínculos con grupos terroristas.

Brunson, detenido en diciembre de 2016, está bajo arresto domiciliario. Podría ser condenado a 35 años de prisión si se lo halla culpable de “cometer delitos en beneficio de grupos terroristas sin ser miembro de ellos” y espionaje. El presidente estadounidense Donald Trump y el vice Mike Pence han dicho que no hay pruebas contra Brunson y exigido su libertad.