SAN JUAN (AP) — Un tiroteo en el norte de Puerto Rico dejó la madrugada del domingo a tres hombres muertos, informó la policía. Se trata del cuarto homicidio múltiple en la isla desde que comenzó el año.

Las tres víctimas, de entre 22 y 50 años, fueron baleadas poco después de la medianoche afuera de un bar que ya había cerrado, en la localidad de Manatí, a unos 40 kilómetros al este de la capital.

La policía informó que ya realiza las investigaciones para determinar el origen del ataque y dijo que desconocía la identidad y número de agresores.

Los cuerpos de las tres víctimas presentaban múltiples impactos de bala de diferentes calibres. Uno de los cuerpos tenía al menos 16 balazos, detallaron las autoridades.

Durante los últimos meses, Puerto Rico ha vivido una nueva ola de violencia con un aumento de más del 20% en la tasa de homicidios con respecto al año anterior, según las estadísticas policiales.

Como consecuencia del incremento de la violencia, la exjefa de la policía Michelle Hernández renunció al cargo a principios de enero, justo después del fin de semana más mortal del año, en el que se registraron 10 homicidios.

El primer homicidio múltiple de 2018 ocurrió el 7 de enero. Ese día tres hombres fueron baleados en una comunidad cercana a la capital.

El 26 de enero se registró el segundo homicidio múltiple, cuando tres hombres fueron asesinados y un niño de 10 años resultó herido de bala en San Lorenzo, a 30 kilómetros al sureste de San Juan.

En otro incidente registrado la madrugada del 25 de febrero, cinco personas murieron y un adolescente fue herido de bala en un tiroteo afuera de un bar en la comunidad de Comerío, 30 kilómetros al suroeste de San Juan. Varios de los homicidios han estado vinculados al narcotráfico.