DETROIT (AP) — Más representantes demócratas están pidiendo que su colega John Conyers renuncie, luego que una de las ex empleadas del legislador con más tiempo en el Congreso lo acusó de propuestas sexuales indeseadas, tocarla inapropiadamente y desnudarse parcialmente frente a ella en un cuarto de hotel.

Tras bambalinas, la líder de la bancada minoritaria de la cámara baja, Nancy Pelosi, presionó al legislador de 88 años a que renunciara, de acuerdo con un asistente sénior de la Cámara de Representantes, quien habló el martes por la noche bajo condición de anonimato para referir conversaciones privadas.

El miércoles, miembros del Bloque de Congresistas Negros se reunieron con Conyers, uno de los fundadores de este grupo, y le explicaron por qué debería de renunciar, pero recalcaron que él tenía que tomar una decisión, dijo el asistente sénior de la cámara baja.

El presidente del bloque, el representante Cedric Richmond, dijo que la reunión fue una "conversación franca sobre la seriedad de las acusaciones en su contra".

Otro miembro del caucus, el congresista Bennie Thompson, dijo que Conyers debería de "ir a casa y hablar con la gente que representa y escucharlos y tomar una decisión en base a eso".

El martes, Conyers no contestó dos veces cuando se pasó lista y un pasajero lo fotografió abordando un vuelo de Detroit a Washington.

El miércoles, el hijo de Conyers dijo a la prensa afuera de la casa de la familia en Detroit que es "desconcertante" ver como tratan a su padre después de las acusaciones.

"Es muy lamentable verlo pelear durante tanto tiempo por tanta gente y que automáticamente se asuman que las acusaciones son ciertas", dijo John Conyers III.

Sin embargo, resaltó: "Y por supuesto, cuando se trata de abuso sexual, hay que creerle a las mujeres. Pero en este caso, él no tiene un historial de esto".

___

Contribuyeron a este despacho el reportero de The Associated Press Alan Fram, desde Washington, y el camarógrafo Mike Householder, desde Detroit.