SEÚL (AP) — Las dos Coreas tomaron medidas para reducir su enconada enemistad el martes, cuando Corea del Norte acordó enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno el mes próximo en el sur, mantener conversaciones para reducir la tensión en la frontera y rehabilitar la comunicación directa entre sus fuerzas armadas.

La reunión, la primera de su tipo en dos años, tuvo lugar después que el líder norcoreano Kim Jong Un tomó inesperadamente la iniciativa de mejorar las relaciones con el Sur tras un año de alta tensión con el mundo debido a la expansión de sus programas nuclear y misilístico. Los detractores dicen que Kim está intentando introducir una cuña entre Seúl y Washington para reducir la presión internacional y las sanciones.

“Creo que dimos un primer paso importante hacia el desarrollo de las relaciones Sur-Norte”, dijo el jefe de la delegación surcoreana Cho Myoung-gyon luego de las conversaciones, según videos desde la aldea fronteriza de Panmunjom, donde se realizó el encuentro.

Su contraparte norcoreano Ri Son Gwon leyó un comunicado conjunto según el cual las dos Coreas acordaron “colaborar activamente” en las Olimpíadas de Pyeongchang para “realzar el prestigio del pueblo coreano”.

Dijo que el Norte enviará una delegación de funcionarios, atletas, animadores y periodistas, y que el Sur les proveerá de los servicios necesarios.

“Creo que la participación de Corea del Norte en los Juegos de Pyeongchang nos dará la oportunidad de reducir la tensión en la península coreana”, dijo Cho, cuyo título oficial es ministro de Unificación.

Durante una era anterior de distensión, los atletas de los dos países desfilaban juntos en eventos internacionales como los Juegos Olímpicos y presentaban un solo equipo. El presidente surcoreano Moon Jae-in quiere algo similar en los Juegos de Pyeongchang del 9 al 25 de febrero.

Corea del Norte es débil en deportes invernales, y los únicos deportistas clasificados a Pyeongchang son la pareja de patinaje artístico de Ryom Tae Ok y Kim Ju Sik. El Comité Olímpico Internacional dijo el lunes que “mantiene la puerta abierta” para la participación norcoreana.

Corea del Norte también acordó mantener conversaciones militares con el Sur para reducir la belicosidad en la frontera y rehabilitar un canal directo de comunicaciones entre las respectivas fuerzas armadas, según Cho y Ri.

Los principales canales de comunicación entre las Coreas fueron clausurados en medio de la animosidad provocada por el plan nuclear del Norte.

Cho dijo que el Sur pidió iniciar conversaciones en fecha próxima sobre la desnuclearización de la península para promover la paz. Dijo que continuarían las conversaciones de alto nivel, pero no aclaró cuándo sería la próxima reunión.

Funcionarios surcoreanos dijeron previamente que sugirieron reanudar las reuniones de familias separadas por la guerra, pero el comunicado no las mencionó.