WASHINGTON (AP) — Cuba anunció nuevas medidas migratorias el sábado para fortalecer los vínculos con los cerca de 800 mil cubanos expatriados, debido a lo que califica como obstáculos injustos creados por la expulsión de funcionarios consulares tras las acusaciones estadounidenses de que sus diplomáticos han sufrido misteriosos ataques sónicos en la isla.

El canciller cubano Bruno Rodríguez anunció que a partir del 1 de enero se eliminará el requisito de habilitar el pasaporte cubano para viajar a Cuba, se autorizará la entrada y salida de cubanos expatriados a través de dos marinas turísticas, se permitirá el ingreso al país de connacionales que salieron ilegalmente _excepto a quienes partieron desde la base naval estadounidense de Guantánamo_, y desaparecerá la figura del avecindamiento o la exigencia de presentar en persona en registros civiles cubanos a hijos nacidos en el extranjero de cubanos expatriados.

“El gobierno de Estados Unidos se cierra y Cuba se abre”, dijo Rodríguez ante 129 cubanos residentes en 17 estados estadounidenses, asistentes al cuarto encuentro de cubanos residentes en el país norteamericano.

Las autoridades en La Habana ya habían relajado su política migratoria en 2013, cuando anularon el requisito de que los residentes de la isla solicitaran un permiso de salida para viajar al exterior.

Rodríguez denunció que, al suspender la emisión de visas a raíz de la reducción de su personal diplomático en La Habana, Washington daña el derecho de las familias cubanas a visitar a sus parientes en Estados Unidos.

El canciller dijo que el nuevo requisito de que los cubanos deban trasladarse hasta el consulado estadounidense en Colombia para gestionar visas con entrevistas personalizadas representará un obstáculo insalvable en muchos casos.

“Es inaceptable e inmoral para Cuba que el gobierno estadounidense haya decidido adoptar decisiones de naturaleza política que dañan al pueblo cubano”, indicó.

Washington retiró al 60% de su personal en la isla, expulsó a diplomáticos cubanos, restringió la entrega de visas y emitió un aviso a los viajeros al informar que una veintena de sus diplomáticos sufrieron supuestos ataques con un arma sónica desconocida que les provocaron sorderas temporales o permanentes, náuseas, conmoción cerebral y otros síntomas aparentemente no vinculados.

Rodríguez calificó el sábado a las denuncias de ataques sónicos como “totalmente” falsas y como “una manipulación política destinada a dañar las relaciones bilaterales”.

_____

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo