DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Siete menores de edad murieron mientras dormían por un incendio que se desató en una casa ubicada en la región este de los Emiratos Árabes Unidos, informó la policía el lunes.

Posterior al incidente, uno de los funcionarios más importantes del país ordenó a los elementos de protección civil instalar alarmas contra incendios en todos los hogares de los ciudadanos.

El incendio registrado el lunes por la mañana en Fujairaj, uno de los siete emiratos del país, sacudió a la nación rica en petróleo de la Península Arábiga. Aunque su capital Abu Dabi sea vasta en petróleo y el país sea conocido por albergar a la ciudad de los rascacielos, Dubái, los emiratos también tienen zonas pobres y menos desarrolladas.

El fuego ocurrió en Dhadna, a unos 115 kilómetros (70 millas) en el noreste de Dubái, a lo largo de la costa del país en el Golfo de Omán.

La policía en Fujairah informó que cuatro niñas y tres niños murieron en el incendio y que sus edades iban entre los 5 y los 13 años. Indicó que todos se ahogaron con el humo y que su madre no pudo salvarlos. Las autoridades comenzaron una investigación sobre el incidente, aunque la policía exhortó a todos los ciudadanos del territorio a tener alarmas contra incendio en sus hogares.

Siguiendo una tradición musulmana, la familia rápidamente enterró a los menores el lunes por la tarde en una ceremonia que supuestamente atrajo a personas del vecino Omán.

El funcionario de Dubái Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, quien también funge como el vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, publicó un tuit en el que señaló que le había ordenado a las unidades de protección civil instalar alarmas contra incendios en las casas de todos los ciudadanos del país, con los pobres recibiéndolas a expensas del gobierno.

“La seguridad y protección son prioridades para nosotros y para todos aquellos que trabajan en el gobierno”, escribió Sheikh Mohammed.