SRINAGAR, India (AP) — Las tensiones se agravaron en la disputada región de Cachemira el viernes, cuando India y Pakistán intercambiaron cañoneos a ambos lados de la frontera por tercer día consecutivo. Tres civiles y un soldado en ambos lados de la frontera murieron en el incidente más reciente, dijeron fuentes de ambos países que se acusaron mutuamente de haber iniciado las hostilidades.

India dijo que en su lado de la frontera, dos civiles y un soldado paramilitar murieron y 10 civiles y dos soldados resultaron heridos. Pakistán dijo que la artillería de India mató a un civil e hirió a otros nueve en Sialkot, en la provincia paquistaní de Punjab.

Un oficial paramilitar de India dijo que sus soldados estaban respondiendo a cañoneos paquistaníes contra decenas de puestos fronterizos, que calificó de una "violación injustificada" de la tregua acordada en 2003.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán convocó al comisionado de India J.P. Singh para expresar su enojo por la "violación injustificada" de la tregua.

En el pasado, ambos países se han acusado mutuamente de iniciar las escaramuzas en la frontera y de causar bajas entre civiles y militares.

El oficial indio, que pidió no ser identificado, dijo que el cañoneo del viernes ocurrió tras una noche de relativa calma en Jammu, pero antes hubo dos días de conflicto en que por lo menos tres civiles y un soldado murieron y varias otras personas resultaron heridas a ambos lados de la frontera.

Los intercambios, añadió la fuente, habían cesado en la mayoría de los puestos fronterizos pero continuaban en otros.

S.D. Singh, un oficial policial de India, dijo que cayeron proyectiles en decenas de aldeas desde la madrugada del viernes. Añadió que las autoridades despacharon vehículos blindados para evacuar a los heridos y enfermos.

___

Ahmed reportó desde Islamabad, Pakistán. El periodista de The Associated Press Ashok Sharma en Nueva Delhi contribuyó a este despacho.