MOSCÚ (AP) — Un avión militar ruso de carga cayó el martes cuando se aprestaba a aterrizar en una base aérea rusa en Siria y todas las 32 personas a bordo murieron, informó el ministerio de Defensa ruso.

El An-26 con 26 pasajeros y seis tripulantes cayó a 500 metros de la pista. Las fuerzas armadas dijeron que se trató de un error técnico.

Rusia, firme aliada del presidente sirio Bashar Assad, arrienda la base aérea militar de Hemeimeem en Siria, cerca de la costa del Mediterráneo.

Aunque está lejos del frente del conflicto, la base fue atacada con artillería en diciembre. El mando militar ruso aseguró que el avión no fue blanco de ataques, pero dijo que realizará una investigación exhaustiva.

Los militares no identificaron de inmediato a las víctimas.

Fue el segundo avión militar ruso en chocar en Siria este año. El mes pasado, un jet de ataque con precisión Su-25 fue derribado por un misil portátil de defensa aérea en la provincia de Idlib, en el norte de Siria.

El Antonov An-26 es un avión de bimotor de transporte diseñado a fines de la década de 1960 en la Unión Soviética. Varios de estos aviones siguen en servicio en Rusia y muchos otros países.

Un An-26 de una escuela militar de aviación chocó al aterrizar y se incendió en mayo en el sureste de Moscú, dejando un tripulante muerto.

La agencia noticiosa RIA Novosti citó al coronel general Nikolai Antoshkin, ex subcomandante de la fuerza aérea rusa, calificando al An-26 como un "vehículo confiable" aunque dejó de producirse en 1986.

El presidente Vladimir Putin ofreció sus condolencias a las familias de los fallecidos, reportaron agencias noticiosas rusas citando al portavoz del presidente Dmitry Peskov. El portavoz dijo que Putin había sido informado sobre el asunto por ministro de Defensa Sergei Shoigu.