LISBOA (AP) — Grupos de científicos de Estados Unidos y Gran Bretaña ganaron un premio otorgado por una fundación portuguesa por desarrollar una terapia genética que ayuda a niños ciegos a recuperar la vista.

La Fundación Champalimaud, con sede en Lisboa, otorgó el Vision Award que premia con 1 millón de euros (1,16 millones de dólares) en agradecimiento a la cura de niños que perdieron la vista debido a defectos genéticos.

La fundación dice que el tratamiento ha desatado una revolución médica que allana el camino a nuevos descubrimientos de condiciones genéticas.

Los científicos galardonados son Michael Redmond del Instituto Oftalmológico de Estados Unidos, que fue pionero en las averiguaciones, y equipos de expertos en Pensilvania, Florida y Londres, que se basaron en ese trabajo.