ANKARA, Turquía (AP) — Las fuerzas turcas de seguridad han detenido a 283 supuestos milicianos del grupo extremista Estado Islámico en los últimos 11 días, según dijeron el jueves las autoridades.

La policía también incautó 66 bombas caseras en las operaciones contra el grupo EI realizadas en 25 provincias de toda Turquía, según un comunicado del directorado de seguridad.

De los supuestos milicianos capturados, 96 son ciudadanos turcos y 187 son de otras nacionalidades, indicó el comunicado, sin dar más detalles sobre su procedencia.

El grupo EI ha sido acusado de cometer varios ataques mortales en Turquía desde 2015, en los que han muerto más de 300 personas.

Además de combatir a las células del grupo extremista dentro de sus fronteras, Turquía lanzó una operación militar en el norte de Siria para despejar una zona fronteriza de miembros del grupo EI en agosto de 2016, después de un ataque suicida contra una boda.