SALT LAKE CITY, Utah, EE.UU. (AP) — Un mormón que defiende los derechos de las personas homosexuales y pone en duda algunas de las políticas de la iglesia dijo que un dirigente de esa religión no había adoptado el domingo decisión alguna para excomulgarlo.

John Dehlin, de Logan, Utah, afirmó que el dirigente regional de la iglesia mormona le dijo en una reunión que necesitaba tiempo para pensar y orar antes de que considerara el envío del caso de él a una comisión disciplinaria.

No se fijó otra reunión ni plazo, y Dehlin acordó no hacer más declaraciones a la prensa sobre su asunto.

Dehlin, de 44 años, casado y padre de cuatro hijos, tiene un portal desde hace años en el que provee un foro a miembros de la iglesia que cuestionan su religión.

Se le indicó en junio que renunciara a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días o enfrentaría una comisión disciplinaria.

Esta es la tercera ocasión en la última década que Dehlin enfrenta posibles medidas disciplinarias de la iglesia. En cada ocasión se le permitió que continuara como miembro de la iglesia.

"Nada ha modificado mis creencias ni mi proceder desde entonces. Es muy desalentador que continúen este tipo de indagaciones", declaró Dehlin esta semana. "Las siento un poco como acoso, aunque creo que tienen buena intención", apuntó.

La reunión con King tuvo lugar seis días después de la atención que llamó en el país la excomunión de Kate Kelly, fundadora de un prominente grupo femenino mormón. Kelly ha apelado esa decisión.

Según expertos, Kelly y Dehlin son los ejemplos más notorios de procedimientos de excomunión desde 1993. En aquel año, la iglesia disciplinó a seis escritores mormones que habían cuestionado la doctrina de la iglesia, excomulgó a cinco y suspendió a otro temporalmente.