BERLÍN (AP) — Las autoridades alemanas retiraron más de 73.000 huevos procedentes de Holanda tras hallar una partida contaminada con insecticida fipronil en seis estados de Alemania.

El Instituto Federal de Análisis de Riesgos de Alemania dijo el martes que no hay peligro para los consumidores y que los huevos están siendo retirados como medida de precaución.

El año pasado se retiraron millones de huevos de las estanterías de los supermercados europeos tras descubrir que se había empleado fipronil, que puede ser peligroso para la salud humana, mezclado con otro producto para tratar a pollos de garrapatas, pulgas y piojos.

Las autoridades holandesas dijeron que el nuevo caso podría estar ligado a la misma contaminación, y que el insecticida ya no se emplea pero que el problema podría haberse originado en el suelo contaminado de una granja avícola del país.