AP NEWS
Related topics

Desplome de Filis obedecería a varios motivos

September 14, 2018
Rhys Hoskins

Rhys Hoskins, de los Filis de Filadelfia, arroja su casco después de ser retirado con un globo de foul en el duelo ante los Nacionales de Washington, el miércoles 12 de septiembre de 2018 (AP Foto/Matt Slocum)

FILADELFIA (AP) — Un desempeño sorpresivo en la primera mitad de la campaña y una buena racha a comienzos de agosto habían colocado a los Filis en una posición que parecía privilegiada para avanzar a los playoffs.

Luego, simplemente se derrumbaron.

Desde el 5 de agosto, cuando completaron una barrida en cuatro juegos sobre los Marlins de Miami, los Filis (74-71) han registrado una foja de 11-23. Han perdido 10 de 12 series y han dividido honores en la otra. De estar juego y medio encima de Atlanta en la cima de la División Este de la Liga Nacional, se ubican ahora siete partidos y medio detrás, cuando restan sólo 17 compromisos en la campaña.

Filadelfia llegó a estar sólo un juego detrás de los Cachorros de Chicago, en la lucha por el mejor récord de la Nacional, antes del colapso. Ahora, parece difícil incluso que los Filis terminen la campaña con más triunfos que derrotas.

El manager Gabe Kapler no pierde el optimismo. Pero incluso él parece contrariado por este desplome.

“No hay duda de que podemos jugar mejor”, indicó. “Somos más talentosos y estamos mejor preparados de lo que demuestran los últimos resultados y las derrotas que se han acumulado recientemente”.

¿Qué ocurrió?

“No es sólo una cosa, sino un conjunto de situaciones”, dijo Kapler. “Y tratar de reducirlo a un motivo equivale a no apreciar todas las variables”.

Para empezar, los Filis no están bateando. Tampoco muestran capacidad para preservar la delantera cuando la toman. Y están jugando erráticos a la defensiva.

El equipo tiene un promedio de bateo de .237, el segundo peor de las Grandes Ligas. Se ubica en el 21er puesto en el número de carreras anotadas y se ha llevado la tercera mayor cifra de ponches.

Los relevistas han dejado escapar cuatro veces la ventaja en la novena entrada tan sólo ante los Nacionales de Washington. El martes, en el segundo juego de una doble cartelera, desperdiciaron una delantera de tres anotaciones.

La defensa ha cometido 105 errores. Está empatada con el segundo mayor número de las Grandes Ligas.

Kapler, el coach de bateo John Mallee y el asistente de este último Pedro Guerrero han recomendado paciencia en el plato.

Con base en el análisis de estadísticas, han enfatizado en la necesidad de elevar la pelota, pero la mayoría de los bateadores muestra una tendencia a la baja en la campaña.

El venezolano Odúbel Herrera ha logrado la mejor cifra de su carrera, con 21 jonrones, pero ha registrado su peor promedio de por vida con .257 y el más bajo de embasado con .313. Su compatriota César Hernández ha conseguido también la estadística más destacada de su vida, con 11 bambiazos pero el promedio de bateo más bajo, con .256.

La cifra de embasado de Hernández ha bajado a .362, respecto del .371 que alcanzó la temporada anterior.

Nick Williams tiene 17 jonrones, con los que supera el número que obtuvo como novato, pero en más turnos. Su promedio al bate ha bajado de .288 a .256.

Rhys Hoskins (.252, 30 jonrones y 89 remolcadas) se ha metido en algunas malas rachas, aunque en general es el mejor bateador del equipo. El dominicano Maikel Franco (.268, 22 vuelacercas y 67 impulsadas) es el único pelotero que ostenta mejores números este año. Y se trata de un jugador a quien Kepler ha tratado de enviar al banco en varias ocasiones.

Pese a los problemas con el madero, Kapler defiende a sus coaches.

“Esos dos forman un grupo increíble”, comentó. “Han hecho un trabajo tremendo. Entiendo por qué una correlación con los problemas recientes puede generar preguntas de todo tipo, pero en este caso particular pienso que hablamos de que John Mallee es uno de los mejores coaches de bateo y Pedro Guerrero le ha brindado apoyo, también como alguien extraordinario”.

El gerente general Matt Klentak realizó varios movimientos en busca de reforzar el ataque antes y después de que venciera el plazo de canjes irrestrictos. Adquirió al cátcher venezolano Wilson Ramos; a su compatriota, el pelotero de cuadro Asdrúbal Cabrera; al primera base Justin Bour, y al dominicano José Bautista, toletero veterano.

Cuando ha estado saludable, Ramos ha sido el mejor bateador. Cabrera aportó una mejoría respecto de Scott Kingery. Bour y Bautista están relegados a la suplencia.

Los Filis no están dispuestos a darse por vencidos. En 2007, estaban siete juegos debajo de los Mets, con 17 por jugar, y repuntaron para ganar el primero de cinco títulos divisionales en forma consecutiva.

Pero el equipo actual no tiene a peloteros como Jimmy Rollins, Ryan Howard, Chase Utley, Shane Victorino, Aaron Rowand ni Pat Burrell.

“Esto no termina sino hasta que estemos eliminados”, dijo el lanzador Jake Arrieta.

AP RADIO
Update hourly