SALT LAKE CITY, Utah, EE.UU. (AP) — Un hombre de Utah que se escondía de la policía y huyó de un intento de detención tuvo que llamar a emergencias para ser rescatado tras quedar atrapado en su escondite, según dijeron el martes las autoridades.

Shane Paul Owen, de 46 años, llamó el martes a emergencias para pedir ayuda más de seis horas después de quedar atrapado por accidente en la sala de calderas de una iglesia, según la policía de Salt Lake City.

Los agentes habían salido en busca de Owens el día anterior porque era sospechoso en una serie de robos y tenían una orden de detención.

Un policía le vio y trató de dar el alto a su vehículo, pero Owen huyó, salió de su coche y corrió a la iglesia.

Un equipo de asalto de la policía rodeaba la iglesia hasta que Owens llamó para pedir un rescate.