BUENOS AIRES (AP) — Los investigadores consideran que un cadáver hallado en un río de la Patagonia sería del joven Santiago Maldonado, cuya desaparición hace más de 70 días durante un operativo de las fuerzas de seguridad mantuvo en vilo a la opinión pública y generó manifestaciones masivas en Argentina.

Un investigador de la causa, que pidió no ser identificado porque no está habilitado para dar detalles del caso, dijo el miércoles a The Associated Press que hay “elementos” suficientes para sospechar que el cuerpo hallado la víspera durante un rastrillaje realizado por buzos de la Prefectura Naval —la policía guardacostas— pertenece a Maldonado.

La fuente detalló que los dos elementos que llevan a suponer que se trata de Maldonado son el hallazgo en el cuerpo de su documento de identidad y que viste la misma chaqueta celeste que un testigo dijo le había prestado al joven artesano el día que desapareció.

Esta última información fue más tarde ratificada por la familia Maldonado y sus abogados. No obstante, ni ellos ni la justicia dan por confirmada la identidad del cuerpo.

“Hay que ser muy cuidadosos, esperar, para que se haga la autopsia como corresponde. Mientras tanto yo lo voy a seguir buscando”, dijo en rueda de prensa Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido.

Se aguardaba para las próximas horas el traslado del cuerpo a Buenos Aires para para una autopsia a cargo del cuerpo médico forense de la Corte Suprema de Justicia.

La justicia investiga si el joven fue víctima de una desaparición forzada a manos de la Gendarmería —la policía de fronteras— el 1 de agosto durante el desalojo de miembros de una comunidad mapuche que cortaban una ruta en la provincia de Chubut, unos 1.800 kilómetros al suroeste de Buenos Aires. Los indígenas reclamaban como propias vastas extensiones de tierra que son propiedad de la compañía italiana Benetton.

La fiscalía señaló en un comunicado que el cadáver fue encontrado el martes “aproximadamente 300 metros río arriba desde el epicentro del conflicto que se desarrolló el día 1 de agosto” con la comunidad Cushamen.

La abogada de los Maldonado, Victoria Heredia, expresó sus reparos sobre el hallazgo del cuerpo en ese lugar dado que allí se habían realizado otros tres rastrillajes previos con resultado negativo. “Algo sucedió para que apareciera ahora en este lugar”, advirtió.

El hallazgo se produjo a cuatro días de las elecciones legislativas en las que la alianza Cambiemos del presidente Mauricio Macri —sin mayoría en ambas cámaras— apuesta a consolidar su poder.

Macri aún no se ha pronunciado públicamente sobre el hallazgo del cuerpo pero semanas atrás había dicho que el gobierno estaba “colaborando con la justicia” y varias autoridades negaron que el Estado estuviera encubriendo a la Gendarmería.

Candidatos del oficialismo y de la oposición suspendieron sus campañas. La aparición con vida de Maldonado era reclamada por dirigentes de derechos humanos y políticos que acusaron al gobierno de inacción en el caso, como la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), quien compite por una banca en el Senado.

La fiscalía indicó que en los peritajes participa el Equipo Argentino de Antropología Forense, una organización científica no gubernamental que aplica las ciencias forenses a la investigación de violaciones a los derechos humanos. Fue creada en 1984 para investigar los casos de personas desaparecidas en Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983) y ha trabajado en más de 30 países en Latinoamérica, África, Asia y Europa.

La fiscalía pidió además que la autopsia se realice en el Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia en Buenos Aires y que “participen todas las partes que integran la causa”.

Y requirió que las pericias cumplan con el Protocolo Modelo para la Investigación legal de Ejecuciones Extralegales, Arbitrarias y Sumarias de la ONU (Protocolo de Minnesota).

Según los mapuches, Maldonado, que había participado en el corte de la ruta, fue golpeado y apresado por los gendarmes que llevaron adelante el procedimiento. La fuerza nunca confirmó esa detención.

Hasta la tarde del miércoles el cuerpo permanecía aún en la morgue de la localidad patagónica de Esquel.

La familia de Maldonado, que culpa a la Gendarmería de su desaparición, cuestionó que el hallazgo se haya producido en una zona que había sido rastrillada en “tres oportunidades”.

El Comité de Desaparición Forzada de la ONU reclamó semanas atrás al Estado argentino una serie de medidas para dar con el joven, mientras la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tenía previsto citar al gobierno por el caso.

Si bien estaba prevista para la tarde una marcha en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, la convocatoria perdió fuerza a partir de un mensaje de la familia aclarando que no iban a participar de la misma.

La desaparición de Maldonado había generado multitudinarias protestas en demanda de su aparición y dirigentes humanitarios acusaron al gobierno de haber ocultado el paradero del joven.

La búsqueda sin resultados de Maldonado determinó el apartamiento del juez a cargo de la investigación antes de que Lleral se pusiera al frente de la misma.

---------

En esta nota colaboraron las periodistas de AP en Buenos Aires Almudena Calatrava y Débora Rey.