MOGADISCIO, Somalia (AP) — La cifra de muertos en el ataque más letal que haya sufrido Somalia aumentó a 358, con decenas de desaparecidos, y se esperaba por parte del presidente la declaración del “estado de guerra” contra el grupo extremista Al Shahab, al que se atribuye el atentado, informó el sábado el primer ministro Omar Abdirashid Ali Sharmarke.

Se prevé que Estados Unidos cumplirá una función de apoyo a la ofensiva prevista por el presidente Mohamed Abdullahi Mohamed, dijo un oficial militar a The Associated Press, hablando bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones a la prensa.

El discurso del presidente al legislativo fue aplazado el sábado sin fecha.

El vocero del ejército somalí, capitán Abdullahi Iman, dijo que una ofensiva con miles de efectivos tratará de expulsar a los milicianos de Al Shahab de sus reductos en las regiones de Bajo Shabelle y Shabelle Medio, donde se han originado muchos ataques a Mogadiscio, así como a bases militares somalíes y de la Unión Africana.

El grupo extremista no ha efectuado declaraciones sobre el camión bomba que estalló el 14 de octubre en Mogadiscio. Agentes de inteligencia somalíes dicen que el blanco era el aeropuerto internacional, una zona fuertemente defendida donde se encuentran muchas embajadas. La enorme bomba, de entre 600 y 800 kilos, explotó en una calle atestada de gente después que los soldados reventaron a tiros uno de los neumáticos del camión.

El ministro de Información, Abdirahman Osman, dijo el viernes por la noche que había 56 desaparecidos. Otras 228 personas resultaron heridas y 122 fueron transportadas por vía aérea a Turquía, Sudán y Kenia para recibir tratamiento.