AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Las lecciones sobre la Guerra Civil que los estudiantes estadounidenses reciben muchas veces dependen de la ubicación del plantel. Estas enseñanzas varían de un estado a otro e incluso de un distrito escolar a otros.

Algunas escuelas enfatizan los derechos de los estados, aparte de la esclavitud y recalcan la manera en la que las diferencias culturales y económicas atizaron las tensiones entre el Norte y el Sur. Otras resaltan la visión de los comandantes de la Confederación y Unión en los campos de batalla. Al menos uno insinúa que la abolición de la esclavitud representó la primera vez que el país conformó a los ideales de su fundación. Las diferencias no siempre pueden ser catalogadas de una forma clara según las áreas geográficas.

“Uno no sabe, al hablar con gente de todo el país, qué tipo de suposiciones tienen sobre cosas como la Guerra Civil”, dijo Dustin Kidd, profesor de sociología en la Universidad Temple en Filadelfia.

Las lecciones sobre la guerra y las causas de ésta generalmente comienzan a darse entre los grados quinto y octavo. Eso quiere decir que la postura de las personas sobre la guerra podría estar influida por lo que la gente aprendió en una edad en la que muchas personas están escogiendo un color favorito o imaginando lo que quieren ser de grandes.

Ese efecto tal vez no sea obvio hasta que salte a la luz un hecho como la violencia de este mes en Charlottesville, Virginia, y la consecuente reacción contra los símbolos confederados.

Kidd, quien creció en Charlottesville, dijo que le enseñaron que “la gente del Norte” había promovido la “confusión” de que la esclavitud era la causa de la guerra. El origen real, le enseñaron, podía ser rastreado a grupos de colonos de Inglaterra que se detestaban entre sí desde mucho antes del comienzo de la rebelión en 1861. Él comenzó a cuestionar esa premisa recién durante su época de postgrado.

Desde hace mucho tiempo, los simpatizantes de los confederados promueven la teoría de la “causa perdida”, que argumenta que el Sur se portó heroicamente de cara a adversidades imposibles de vencer, y que la esclavitud no fue la razón principal de la guerra. Edward Countryman, profesor de historia en la Universidad Metodista del Sur en Dallas, dijo que aprendió esa idea cuando crecía en el estado de Nueva York en la década de 1950.

“Recuerdo que cuando yo tenía unos 8 o 9 años, mi padre llegaba a casa con dos gorros de la Guerra Civil, uno gris y otro azul. Y yo quería el gris”, dijo Countryman. “La creencia, fuerte, de que la causa de Guerra Civil había sido cualquiera menos la esclavitud, era muy, muy poderosa”.

Un sondeo realizado por el Centro de Investigaciones Pew en el 2011 halló que el 48% de los estadounidenses dijeron que la Guerra Civil ocurrió principalmente por la defensa de los derechos de los estados, en comparación con el 38% que dijo que la causa principal del conflicto fue la esclavitud. El 9% dijo que ambas razones eran iguales.

Esa división de opiniones se dio más según la raza que de acuerdo con el lugar de residencia. El 48% de los blancos prefirió el derecho de los estados por encima de la esclavitud, al igual que el 39% de los negros. Pero el 49% de los blancos que se describen como del Sur prefirieron los derechos de los estados en comparación con el 48% de los blancos que no se consideran del Sur.

El presidente de la organización promotora de los derechos civiles de los negros NAACP en Texas dijo que hallar maneras “benévolas” para describir los orígenes de la guerra enmascaran el racismo.

“(El tema de) los derechos de los estados es sobre toda la idea de permitir la esclavitud y permitir que el Sur hiciera lo que quería hacer, o, después de la esclavitud, permitir que el Sur aplicara (las leyes) de segregación racial”, dijo Gary Bledsoe. “Uno no puede embellecer la historia (para decir) que el patrón y el esclavo estaban juntos cantando 'Kumbaya' en los campos”.